www.portalparados.es

Nº Parados 19/10/2018

SEPE
3202509
EPA
3490100

Nº Parados 19/10/2018

SEPE
3202509
EPA
3490100
cursosbanner

Mujeres, españolas e inmigrantes, de entre 36 y 45 años y con un bajo nivel formativo. Este es el perfil predominante entre las 81.613 personas que han sido atendidas el pasado año por Cáritas en sus programas de Empleo y Formación, según su Memoria de Empleo 2012.  

//

En cuanto a los datos de Cáritas, cerca de 82.000 personas participaron el pasado año en sus acciones de empleo y formación. De ellas, el 67% son mujeres, frente al 33% de hombres. Además, destaca la tendencia, iniciada en 2010, al incremento del número de españoles, un 48% —39.150 personas—, frente al 25% de 2009.



Respecto al nivel de estudios, el coordinador del Equipo de Promoción de Derechos y Economía Solidaria de Cáritas, Félix Miguel Sánchez, ha indicado que el 63% de los atendidos no supera el nivel de enseñanza secundaria obligatoria. No obstante, se ha producido un aumento del nivel formativo de los participantes: del 80% con secundaria frente al 15% con bachillerato, FP o estudios universitarios en 2011, al 63% frente al 28% en 2012.

La edad también ha sido un factor a tener en cuenta en el informe. El grupo de edad predominante es el comprendido entre 36 y 45 años, seguido de las personas entre 25 y 35 años y las de entre 45 y 65. “Es el perfil del principal sustentador de la familia, en plenitud de su capacidad profesional”, lamentó Sánchez, que ha destacado un aumento en los tramos superiores de edad. En concreto, en 2011 las personas de 36 a 65 años suponían el 51%. En 2012 eran el 56%.

También se ha producido un incremento, de 1.196 personas, en el número de participantes en los programas de Empleo y Formación de Cáritas. Sin embargo, este aumento, a juicio de Sánchez, se debe al aumento de los recursos económicos, que han permitido poner en marcha más acciones.

A este respecto, ha detallado que la organización invirtió en estos programas 32 millones de euros, de los que un 25% se emplearon en iniciativas de economía social y solidaria, gracias a los cuales el 16% de participantes —13.318, 170 más que el año anterior— encontraron empleo. El 47% de este presupuesto procedió de fondos públicos y el 53% de aportaciones privadas.

Según Sánchez, las personas que han acudido a estos programas demandan de los políticos “honradez y transparencia” en la Administración Pública y que el control del gasto público no deteriore los derechos fundamentales de las personas. Por su parte, a los empresarios les piden “que no se aprovechen de la crisis” para deteriorar los derechos laborales, y a los ciudadanos, “comprensión, respeto, empatía y que no les culpabilicen” de su situación.


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner