portalparados.es
Nº de parados SEPE
0000000
Nº de parados EPA
0000000
Acceso Foro    -    Registro Foro     |       Boletín     -      RSS     -      Hemeroteca  
Tamaño de la Letra
Minimizar Fuente Maximizar Fuente
Pobres de quienes no aceptan las críticas

Ayer se celebró el Día Mundial de la Libertad de Prensa, una jornada que sirvió para que los profesionales de la información reclamaran el derecho a la libertad de expresión que se encuentra herido desde hace tiempo en nuestro país debido a unos partidos políticos que ofrecen comparecencias sin preguntas o directamente mandan las imágenes que las televisiones pueden emitir de sus actos. A todo ello, contribuye de manera decisiva la precariedad en los medios de comunicación debido a los despidos masivos y a las condiciones salariales que como en otras profesiones, se han reducido notablemente con la crisis.

04/05/2012 | Javier Peña

Cursos de Formacion



cargando cursos



Desde que comencé en esta profesión, siempre que he dicho que soy periodista, muchos han imaginado que vivo con un sueldo espectacular y grandes ventajas en mi vida cotidiana. Nada más lejos de la realidad. Los profesionales de la información han logrado en los mejores tiempos un salario de mileurista, salvo aquellos muy famosos o los tertulianos que hacen giras por los medios de comunicación como si fueran estrellas del rock.

Como en los últimos años, los despidos han sido masivos y se han cerrado medio centenar de medios de comunicación, hay muchos periodistas en paro. Por eso, y siguiendo la ley de la oferta y la demanda, los sueldos han bajado. E incluso, se sustituyen redactores por becarios malpagados, o de gratis, según los casos.

Pero el problema del periodismo es mucho más profundo. Ya comenté en un anterior artículo de opinión los errores que a mi juicio, hemos cometido los profesionales pero lo peor es que políticos, sindicalistas y empresas se han propuesto en los últimos años controlar al máximo lo que se publica de ellos. Y con eso, hemos dejado de tener las manos libres para ejercer la que debería ser nuestra labor.

Ser ahora periodista es mucho más difícil que cuando yo empecé en 1989. En aquel entonces, las empresas privadas no ejercían el férreo control sobre los informativos que tienen en la actualidad, aunque todas ellas tuvieran su linea editorial. Y además existen esos gabinetes de comunicación que han confundido información con propaganda, el peor invento de los últimos años.

Y es que vivimos en una sociedad en la que las críticas no se admiten. Ni siquiera en aquellos casos en los que se hace con respeto y con ánimo de mejorar la situación. Vivimos en la sociedad del "estás conmigo o contra mí".

Nosotros mismos lo hemos padecido. Hace unos meses, publiqué un artículo de opinión en el que criticaba una acción de marketing de Adecco que supuestamente pretendía ayudar a los desempleados. La respuesta no ha podido ser más clara, se acabaron las notas de prensa enviadas a Portalparados. Algo así como el "me enfado y no respiro" de los niños pequeños pero aplicado a la Empresa de Trabajo Temporal más importante del país.

Se trata de una prueba fehaciente de lo mal que llevan las empresas la más mínima censura a sus acciones. Sólo atienden a los que le pasan la mano por el lomo y les dicen a todo que sí. Esos son los periodistas que les gustan y por los que apuestan en sus millonarias campañas publicitarias.

Algo parecido nos ocurrió en los inicios de nuestro portal con otra de las grandes, Infojob. Un artículo de un lector en el que criticaba el servicio premium que pusieron en marcha en 2009 que consistía en pagar una cantidad por tener mayor visibilidad de nuestro currículum, también provocó su reacción. Aunque publicamos otro artículo de ellos, no han vuelto a enviar informaciones. Otros que tampoco respiran.

Todo esto puede parecer tan sólo un pequeño detalle. Y desde luego, nosotros podemos dormir tranquilamente todas las noches. Pero a veces, la libertad de expresión se encuentra con actitudes como éstas. Y claro, si se molestan tanto por estas pequeñas cosas, me pregunto ¿qué harán el día que podamos hacer periodismo e indagar en otros problemas? No quiero ni pensarlo. Desde luego si se les ha pasado por la imaginación que nos van a acallar con esos métodos, demostrarán una torpeza sin límites en su política de comunicación.

La labor de los periodistas debe continuar. La de los buenos, la de los que pensamos que hay que ser crítico siempre que haya motivos para ello. Y no los de aquellos que son simples mercenarios al servicio de partidos, empresas u otras organizaciones.

 

 

Puedes seguir a Portalparados en FacebookTwitter y Linkedin

twitter
COMPARTIR
Para poder participar en portalparados debes estar registrado

Regístrate aquí si eres un nuevo usuario, o accede aquí si ya eres usuario registrado.
Buscador:
Buscar
Buscador de empleo
Copyright 2008        •         www.portalparados.es        •         Todos los Derechos Reservados        • Aviso LegalUso de CoookiesContacto