www.portalparados.es

Nº Parados 25/05/2018

SEPE
3335868
EPA
3796100

Nº Parados 25/05/2018

SEPE
3335868
EPA
3796100
cursosbanner

Tras una primera jornada en el debate de investidura de Mariano Rajoy como Presidente del Gobierno muy centrada en la economía, parece que el segundo día estará marcado por otros asuntos, con lo cual es buen momento para analizar aquellos aspectos que más nos atañen a los que buscamos trabajo. Es verdad que como ciudadanos, nos interesan todos los aspectos que se pusieron sobre la mesa en el Congreso de los Diputados pero la creación de empleo es el apartado más urgente en nuestra vida cotidiana.  

Seguramente muchos de vosotros seguisteis con gran atención el discurso de investidura del que hoy será elegido como Presidente del Gobierno, el líder del PP, Mariano Rajoy que tendrá cu atro años por delante con una cómoda mayoría absoluta que le permitirá hacer y deshacer todo aquello que considere conveniente. En su discurso, el propio Rajoy manifestó que esa mayoría holgada garantiza la eficacia pero no el acierto. Y eso es precisamente lo que necesitamos que tenga por el bien de todos.



 

Ya no se trata de si uno es más afín a un partido u otro, tiene una ideología de izquierdas, de derechas, o de centro. Lo importante es que el desacierto de un gobierno, del que sea, lo pagamos al final los ciudadanos así que nos conviene desearle toda la suerte del mundo porque esa será también nuestra suerte.

 

La creación de empleo y la austeridad en el gasto son los dos aspectos que van a centrar la política del gobierno en los primeros meses de actuación. Algunos entienden, incluso en la prensa internacional, que se trata de la cuadratura del círculo porque algunos economistas consideran difícil generar puestos de trabajo si la administración pública no inyecta inversión en sus cuentas, algo que parece absolutamente descartado.

 

Desde ese punto de vista, el discurso de Mariano Rajoy ha desvelado pocas incógnitas. Salvo el compromiso expreso de que va a aumentar la pensión de miles de jubilados que el año pasado fueron congeladas, poco más podemos concretar. No se trata de meter miedo a nadie pero si todas las demás partidas de gasto son revisables, nos asalta la pregunta de si eso significara que las prestaciones por desempleo serán modificadas. Particularmente sería aconsejable saber si el programa Prepara, la ayuda de 400 euros que ahora reciben los desempleados que acaban la prestación por desempleo, se va a renovar en Febrero cuando termina de aplicarse esta iniciativa temporal.

 

Uno de los momentos más llamativos fue cuando precisamente la líder de UpyD, Rosa Díez propuso que la Renta Activa de Inserción se modificase para eliminar el requisito de ser mayor de 45 años para acceder a ella. No le entró al trapo el nuevo Presidente del Gobierno que precisó que los desempleados deben recibir la ayuda pero sobre todo que se hagan políticas para crear empleo.

 

Y sobre las recetas para lograr ese objetivo, prácticamente comentó lo que ya sabíamos. Va a impulsar una nueva reforma laboral, la enésima en periodo democrático, ayudas a la contratación de personal sin experiencia y un plan de empleo juvenil, entre otras.

 

Dicho todo esto así, suena medianamente bien. Y digo medianamente porque parece centrar sus esfuerzos en esa lacra del desempleo entre los más jóvenes que es uno de los más altos de Europa pero no se menciona qué ocurrirá con otros colectivos, como los mayores de 45 años o las mujeres que tienen tantas dificultades para retornar al mercado laboral.

Y digo medianamente porque no concretó ninguna medida. Un plan de empleo juvenil puede ser una excelente noticia pero también puede ser desastrosa si por ejemplo se ponen en marcha los ya famosos minijobs, una figura que puede caer como una bomba en el mercado laboral si no se ponen los límites a los que me referí en mi articulo anterior.

 

Ocurre algo parecido con la Reforma Laboral. Parece claro, y lo dicen los economistas más ecuánimes, que el problema del desempleo no se produce por las reglas del juego que regulan el despido o la contratación sino que depende de otras cuestiones, como la falta de crédito, por citar uno de ellos. Por tanto, tocar este punto puede ser muy positivo si se recupera el diálogo social entre empresarios, sindicatos y gobierno, pero puede ser muy negativo si abre una brecha social que ahora no conviene.

 

Hubo algún compromiso concreto en lo que se refiere a eliminar las prejubilaciones y sobre todo, usar las prestaciones por desempleo para mandar a su casa a personas que aún pueden dar mucho de sí en sus puestos de trabajo. Por supuesto que entendemos que no tendrá carácter retroactivo y no afectará a los que ya están en esa situación.

 

En consecuencia, el debate de Investidura nos ha dejado prácticamente igual que estábamos. Esperamos poder salir de dudas en las próximas semanas cuando ya conozcamos al nuev@ Ministr@ de Trabajo y se pongan manos a la obra. Veremos qué ocurre con todas las incógnitas que no se han despejado estos dos días.

 

Eso sí, a mi me gustó particularmente el tono del debate. Con discrepancias, con soluciones dispares que son normales en democracia, pero sin la crispación que habíamos padecido en anteriores legislaturas. Esperemos que esa sea la norma en los próximos cuatro años porque sería imprescindible para salir del pozo, aunque veremos si es viable cuando comience la fiesta de recortes.


Javier Peña
Director Portalparados

Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner