www.portalparados.es

Nº Parados 21/10/2018

SEPE
3202509
EPA
3490100

Nº Parados 21/10/2018

SEPE
3202509
EPA
3490100
cursosbanner

Tras presenciar anoche el debate sobre quién es el responsable de los cinco millones de parados en España que organizó el programa de Telecinco, La Noria, uno se explica aún más porqué hemos llegado a esta situación. Debatir sobre si los padres de la tragedia son unos o son otros, no deja de ser un pasatiempo más que sólo conduce a cruce de acusaciones, gritos y la proliferación de tópicos múltiples.  

Empiezo por decir que los responsables de La Noria hicieron un loable ejercicio para demostrar que el paro no es un problema abstracto que parece no afectar a nadie. La conexión en directo con una familia de Alicante que recibe sólo 426 euros al mes con una hipoteca de 700, fue un buen ejemplo de las dificultades, escaseces y penurias que viven millones de familias en España.



Esa conexión que a cualquier persona medianamente sensible le provocaría una profunda reflexión sobre qué podemos hacer para solucionar el problema, para lograr que todo el mundo tenga un mínimo para sobrevivir con dignidad. Sin embargo, los tertulianos profesionales de la mesa que de todo saben, se dedicaron a “pegarse” verbalmente una vez más sobre si Aznar o Zapatero son los responsables de la situación.

La expectación que generó el debate fue tal que la web de Telecinco se bloqueó tras recibir miles de votaciones que arrojaron casi un empate entre las dos opciones. Eso demuestra lo que dice la encuesta del CIS y es que el problema del paro es el que más preocupa a los españoles. De hecho, resulta llamativo que un programa de actualidad, como La Noria, hasta ahora no se hubiera ocupado de él, salvo para recoger llamativas declaraciones, como las del Presidente de Cantabria, aquel sr. Revilla que dijo que no había que permitir que los parados se acostumbrasen a estar en su situación.

Pero por volver al debate, tan sólo el periodista, Luis Herrero puso un poco de cordura a los rifirrafes de sus compañeros. Y dijo algo tan sencillo como real: aquellos que no quieren trabajo quieren soluciones y no peleas de patio de colegio. Está bien hacer memoria para no repetir errores pero ahora es el momento de saber cómo se sale de esta situación y eso ninguno nos lo aclaró por desgracia, ni nos lo desvelan los partidos políticos de los que a veces, parecen portavoces.

Incluso algunos pueden pensar que decir todo eso es un ejercicio de demagogia pero aquellos que piensan semejante cosa tienen garantizado el plato de comida para los próximos meses y así es más fácil calificar o descalificar al adversario.

Cuando uno habla de todo, puede incurrir en graves errores por desconocimiento de la  realidad. Y eso también ocurrió anoche. Se dijeron muchas cosas pero especialmente llamativo fue el final. Volvimos a escuchar aquellos de que es imposible que haya  casi cinco millones de parados y se apuntó a que una gran parte de ellos pueden estar en la economía sumergida porque un país no aguantaría una cifra de esas características.

Ante eso, y puesto que no nos dieron la oportunidad de hablar a aquellos que estamos mucho más en contacto con la actualidad, quiero expresar varias ideas. Si es cierto que hay un número importante de personas que están en la economía sumergida, el problema del paro no es menor porque la gente sólo malvive a través de este tipo de trabajos en los que son explotados. La desesperación obliga y muchos se aprovechan de ella.

Además, no se tiene en cuenta la cantidad de familias que están ayudando a paliar la situación. La familia alicantina con la que conectaron, expresó que salían adelante gracias a una hermana que les apoyaba económicamente. Esa es una de las grandes verdades de las que no se habla cuando se refieren a la economía sumergida.

Un tercer elemento que ayuda a sobrellevar la altísima cifra del paro, es la labor de organizaciones sociales que están apoyando en la medida de lo que pueden a muchas familias sin ingresos para permitirles unos mínimos.

Eso, por no hablar de la cantidad de personas que se ven obligadas a  recoger la mercancía que desechan las grandes superficies comerciales. No hay más que ver otros reportajes periodísticos en los que se pone de manifiesto esta triste situación.

Por último, si repasamos la historia moderna, se verá que el paro en pocas ocasiones ha generado revoluciones o revueltas sociales. La principal consecuencia política ha sido la aparición de movimientos populistas, totalitarios que han sabido aprovechar la frustración del ciudadano. Ese es el principal peligro y si uno mira que otra de las preocupaciones de los ciudadanos es la clase política, se verá que no estamos tan lejos de esa posibilidad si unos y otros no se ponen a trabajar en solucionar problemas en vez de tirarse los trastos a la cabeza.

Ah, y respondiendo a la pregunta de La Noria, probablemente las dos soluciones eran válidas. Tanta culpa tiene de la situación quien generó un sistema económico basado en la especulación inmobiliaria como quien no hizo nada contra ese sistema cuando pudo hacerlo.

 

Fdo. Javier Peña

Director Portalparados


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner