www.portalparados.es

Nº Parados 21/07/2018

SEPE
3162162
EPA
3796100

Nº Parados 21/07/2018

SEPE
3162162
EPA
3796100
cursosbanner

Nuestro negativo récord cruza fronteras.No es agradable que España sea noticia internacional por las cifras del paro, pero lo cierto es que la grave situación del desempleo español ha traspasado fronteras.  

La situación de paro en nuestro país es tan grave, que hasta los medios extranjeros se hacen eco de ello. Así, New York times ha publicado un extenso reportaje alertando sobre la alta cifra de paro juvenil que tiene España, que hoy reproduce Libertad Digital.



El diario estadounidense considera que el Gobierno es ineficaz, y ha contribuido a crear una generación perdida de jóvenes que en los últimos años fueron empleados con una cifra desproporcionada de contratos temporales.

New York times cree que, aunque España siempre ha tenido una alta tasa de desempleo, las últimas cifras referidas al paro juvenil son especialmente preocupantes, ya que se ha pasado en sólo tres años de un 17,5% a un 42,9%. Estas cifras, explica el periódico, dejan a España como el extremo europeo, ya que países como Grecia, Irlanda o Italia acumulan porcentajes mucho más inferiores que los de España (25%, 28,4% y 26,9% respectivamente).

La sentencia del reportaje es demoledora: “España está incluso peor que los países de Europa oriental. En Eslovaquia, por ejemplo, el desempleo entre los jóvenes es del 27,9 por ciento. En Polonia, el desempleo juvenil es del 21,2 por ciento, frente a un 35 por ciento hace unos años”. Además, aseguran que el Gobierno español “no es capaz de inyectar más estímulo y ofrecer más apoyo para la creación de empleo, mientras su economía languidece como una de las más débiles de Europa”.


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner