spot_img

He encontrado trabajo: pensé que estas cosas le pasaban a otros y no a mí

//

Tan solo hace unas horas que me he enterado, pero por fin puedo confirmar que he encontrado trabajo.

Después de varias semanas de pruebas, al ver hoy la resolución en Internet, he tenido que revisar una y otra vez que mi nombre estaba el primero porque lo cierto es que ya empezaba a pensar que estas cosas le pasan a otros, y no a mí.  Tengo “tan solo” 31 años y formación universitaria, pero para este Gobierno nuestro no soy una “joven desempleada”, tampoco soy lo suficientemente mayor y por ello pensaba que la lucha iba a durar muchos más años (de todas maneras tampoco nadie está haciendo nada ni por los jóvenes ni por los mayores, menos por lo que tenemos una edad “en el limbo”).

Además, me dedico al campo social y antes de la crisis ya era difícil encontrar trabajo, desde que acabé la carrera todos mis trabajos han sido esporádicos, por lo que en la actualidad mi esperanza era casi nula. Es por ello que puse todos mis esfuerzos en encontrar un trabajo de lo que fuese como sé que muchas de las personas con formación que estáis leyendo esto estaréis haciendo. Justamente ayer me ofrecieron un trabajo limpiando unas oficinas, algo que me hizo especial ilusión por tener unos pequeños ingresos y me sentí afortunada mientras que amigos y familiares me miraban con cara de pena pensando que me tenía que conformar con eso. “¡Para nada!”, les decía yo, “para mí es muy importante trabajar en lo que sea y nunca renunciaré a mi formación, no me siento mal, de verdad”.

He pensado en irme al extranjero, soy voluntaria, he intentado emprender a través de una ONG con la que colaboro con la ilusión de que nos subvencionasen algún proyecto y me he tomado la búsqueda de empleo como un empleo en sí mismo consiguiendo en un año ninguna entrevista. Cuando ya estoy tocando fondo, sin ingresos, volviendo a vivir con mi madre, dejando que mi hermana me pague la letra del coche, sin esperanza por independizarme con mi pareja, con la autoestima por los suelos, te ves inútil, te cambia el humor, ENTONCES, DE REPENTE, PASA. Y aún pasando crees que ha sido cosa del azar, pero no, es que yo también lo merecía.  

Nunca llegué a hacer la entrevista para trabajar en la limpieza porque finalmente no ha sido necesario y además el trabajo que he encontrado está relacionado con mi carrera,  pero creedme que para mí ya era todo un logro poder limpiar oficinas.

 

Compartir esta alegría con vosotros es para mí más importante que compartirla con cualquier otra persona. Necesito deciros que a vosotros también os va a pasar cualquier día y que aunque la espera es dura pensad que pasará. Seguid luchando, seáis jóvenes, mayores, mujeres, con formación o sin ella, seguid siempre luchando porque al final toda esa energía que hemos consumido se transforma y vuelve a nosotros de alguna manera. Os deseo la misma suerte que he tenido yo, de corazón.

Baperi

Related Articles

11 Comentarios

Dejar respuesta

Déjenos su comentario
Por favor introduzca su nombre aquí

Nuestras RRSS

73,451FansMe gusta
80,421SeguidoresSeguir

últimos artículos

You cannot copy content of this page