www.portalparados.es

Nº Parados 16/11/2018

SEPE
3254703
EPA
3490100

Nº Parados 16/11/2018

SEPE
3254703
EPA
3490100
cursosbanner

De recortes y mentiras

Ha llegado la hora de la tijera, no se habla de otra cosa. Hay espacios informativos que elaboran incluso el mapa de los recortes, de la reducción de gastos pero ¿realmente se produce un descenso de los gastos del Estado con estas medidas? En algunos casos, estamos seguros de que no es así. Lo que se ahorra por un lado, se gasta por otro y eso no lo cuentan.  

Dicen que no hay peor mentira que una verdad a medias y eso está ocurriendo en gran parte de esos recortes que muchos gobiernos autonómicos han anunciado en los últimos meses. Por supuesto que me escandaliza que la tijera se está aplicando sobre materias que deberían ser intocables, como la educación, la sanidad o incluso la atención a discapacitados y personas mayores, aunque en éste último apartado parece que van a echar marcha atrás.



 

El cinismo de muchos políticos les conduce a calificar de demagogia aquellos que defendemos la necesidad de que reduzcan asesores, aparato propagandístico, organismos inútiles, cargos innecesarios, tarjetas de crédito, etc. Se nos dice que al final, tampoco se conseguiría un gran ahorro y por eso, no se aprietan el cinturón. Sería gracioso si no fuese una tomadura de pelo al ciudadano.

 

Igualmente se nos dice que incorporar un nuevo impuesto a las grandes fortunas tampoco reportaría una cantidad de dinero significativa y por eso, tampoco son partidarios pero eso sí, reducir a la mitad la paga extra de los trabajadores sanitarios es la gran solución que se les ocurre para ahorrar unos eurillos.

 

Comprobamos, pues, que hay una doble vara de medir según se trate de unos u otros, según se trate de tocar el bolsillo a los más afines o a los menos, según se trata de pegar el palo a unos trabajadores que lo único que hacen es votar cada cuatro años o a todos esos con los que se reúnen habitualmente en grandes comilonas.

 

Pero además observamos un fenómeno curioso. El problema de la deuda afecta a todo el Estado y éste lo compone el gobierno central, los gobiernos autonómicos, las diputaciones, las mancomunidades, los ayuntamientos y hasta las pedanías. Sin embargo, como en cualquier naufragio (y éste lo es), resulta que se ha instalado el “sálvese el que pueda”.

 

Lo voy a decir más claro. Resulta que muchos de los recortes afectan al trabajo de muchas personas, de interinos de la educación o la sanidad, de empleados de empresas públicas que desaparecen, etc. Se supone que con eso los gobiernos autonómicos se ahorran una buena cantidad de dinero pero ¿se lo ahorra el Estado? La respuesta en sencila: No. Todos esos trabajadores pasan a cobrar la prestación por desempleo pero claro, como eso no lo pagan las comunidades autónomas que cada cual se apañe como quiera.

 

Pero no queda aquí la cosa. Hay comunidades que reducen sus gastos educativos en los centros públicos pero a la par mantienen las ventajas fiscales para aquellos padres, por lo general pudientes, que mandan sus hijos a la enseñanza privada. Y con la excusa de que quien denuncia esto es demagógico, uno se libra de dar explicaciones y basta con hacer una falsa defensa de la escuela público para torear a los indignados.

 

 

Por encima de guerras partidistas en las que no me meto, está claro que España necesita una visión global, de conjunto, en la que se planifique de dónde se debe ahorrar verdaderamente en lugar de trasladar un gasto de un epígrafe a otro de las cuentas públicas. Deberían, ya que estamos en campaña electoral, explicarnos claramente dónde van a aplicar la tijera cada uno de tal manera que sepamos a qué atenernos cuando metemos nuestro voto en la urna.

 

Y ya de paso, si no nos tachan de demagógicos para no debatirlo, reflexionar sobre quién está pagando esta crisis y quién se está marchando de rositas que son casualmente los principales responsables de la situación. Mucho se ha hablado con razón de los responsables políticos, el 20N tendremos ocasión de opinar cada uno como quiera, pero hay otros muchos culpables de lo que está ocurriendo que no pasan nunca por las urnas, que apenas salen en los telediarios y esos deberían estar pagando mucho más de lo que lo hacen.

 

Javier Peña
Director Portalparados

Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner