www.portalparados.es

Nº Parados 20/04/2018

SEPE
3422551
EPA
3766700

Nº Parados 20/04/2018

SEPE
3422551
EPA
3766700
cursosbanner
Tras pasar por el famoso "día de la salud", la periodista, María Díaz escribe en su columna de Los Lunes al Sol sobre ese día que marca en España el inicio de la Navidad con el famoso soniquete de los niños de S. Ildefonso. Y no nos dejará indiferentes con su repaso a la suerte e infortunios de aquellas personas a las que les tocó la lotería.

Bienvenida, Mrs Lotería

Tras pasar por el famoso "día de la salud", la periodista, María Díaz escribe en su columna de Los Lunes al Sol sobre ese día que marca en España el inicio de la Navidad con el famoso soniquete de los niños de S. Ildefonso. Y no nos dejará indiferentes con su repaso a la suerte e infortunios de aquellas personas a las que les tocó la lotería.  

//

Ya sé, otra vez, que este 2013 no lo acabo de millonaria. Siempre creo que  me lo merezco, pero por un extraño impulso del azar, del que después  me felicito, la fortuna acaba cayendo en manos más necesitadas que las mías. Me ha emocionado, por ejemplo, que vayan a ver varios millones en Mondragón, de dónde no nos llegaban más que malas noticias en los últimos tiempos. Parece que no, pero una buena noticia en medio de la debacle laboral a la que se había sometido el municipio cooperativista, anima.



Los números de la lotería también me han hecho saber que en Bailén el paro campaba a sus anchas desde que empezó la crisis. Y qué decir de O Rosal que entre fuego y fuego apenas sacaba la cabeza en la noticias con algo que celebrar.  El 22 de diciembre de 2013 la suerte ha llamado a su puerta.  ¡Enhorabuena!

No he sabido nunca de ningún rico a quien le haya tocado legalmente la lotería. También es cierto que no conozco muchos ricos y que lo suyo sería pensar que para qué quieren jugar a la lotería los que ya tienen aquello que te aporta. ¡Quién sabe! Cuanto más dinero tienes, más quieres. Es que cogerle la costumbre a lo bueno es fácil, muy fácil.

Y digo “legalmente” porque me vienen a la sesera la imagen de un par de individuos a quien hemos visto como les tocaba la lotería año sí y año también y aquello olía a “fosfatina”. No doy nombres porque no puedo demostrar nada, pero si ya es difícil que te toque una vez el gordo (lo he leído hoy en algún sitio: poco más de un 5 % de que te toque algo y simplemente algo como, por ejemplo, lo jugado) no vean lo inexplicable que tiene que ser que te hagas 3 veces seguidas con el primer premio.

Ahora no creo que a nadie le interese hacer trampas porque Mr. Montoro, que es como Mr. Marshall pero al revés, sólo desayuda, se lo lleva crudito y se queda con un 20%. ¿Qué ha conseguido? Que baje la venta de décimos. Un artista, sí señor. Yo propondría a todos los que creen que en el azar puede estar la salida a su infortunio que el año que viene nadie comprara lotería (¿se acuerdan de aquella idea de Cantona de sacar el dinero del banco en una determinada fecha? Pena que yo no tenía liquidez como para retirar nada, pero la idea, utópica, me gustaba). A lo que íbamos, ¿se imaginan que el año que viene todos nos declaramos en huelga lotera y se comen todas las series, una a una? ¡No hay pelotas!. Y lo entiendo. Trabajando, el que tenga esa suerte, no va a salir nadie de pobre. Pero oye, si te gastas un dinerito en una combinación de 5 números que van y salen de un bombo en el mismo orden que figuran en tu “papelito” (ya sea participación o décimo) te apañan la vida. Pues habrá que seguir intentándolo.

Te apañan la vida o no. Porque ya recuerdo a alguno que le tocaron un porrón de millones en su momento y mientras todos pensábamos que hasta puestos a plazo fijo le daban para vivir como un rey el tipo se fundía la pasta y regresaba a la ruina, o sea, a lo cotidiano. Claro, mejor ser rico poco tiempo que no serlo nunca. A lo mejor alguno de los afortunados de los últimos años invirtió en preferentes. Vaya usted a saber. Como en este país no ha habido un gobierno con narices para meterle mano a ese asunto, tan pronto se hizo millonario como pasó a estado de ruina. Lo leo en El Confidencial, que lo sacan de una información de la EFPA (Asociación Europea de Planificación Financiera): tres cuartas partes de los ganadores de un gran premio se han fundido casi todo lo cobrado antes de los primeros 5 años. Se ve que se vienen arriba y la falta de costumbre les lleva por el mal camino.

Así que los expertos recomiendan invertir en alguno de estos sectores que les paso a narrar (ya sé que usted y yo hacemos un mero ejercicio teórico, pero…): petrolero, telecomunicación o ¡financiero!!!!. Con la mala imagen que nos están dando los bancos. No sé. Si me hubiera tocado a mí hubiera vuelto al colchón de toda la vida. Y es que ya no me fío de nadie. Y eso que, insisto, a mí no me ha tocado ni lo jugado.

 

María Díaz
Periodista
www.mariadiaz.eu

Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner