www.portalparados.es

Nº Parados 24/05/2018

SEPE
3335868
EPA
3796100

Nº Parados 24/05/2018

SEPE
3335868
EPA
3796100
cursosbanner

En este artículo, Juan nos relata el problema al que se enfrentan muchos mayores de 50 años que después de haber cotizado toda su vida a la Seguridad Social, se van al paro y ante la dificultad de encontrar un puesto, temen que la futura pensión de jubilación sea mucho menor de la que les correspondería. Por eso, a este colectivo de personas, la crisis les golpea dos veces: una en el presente y la otra en un futuro no muy lejano.  

Apreciados compañeros, me presentaré diciéndoos que soy un componente más de nuestra por desgracia gran familia, mi nombre es Juan, y vivo en Ayora (Valencia), tengo 57 años y soy despedido de banca desde Junio del 2.008.



De mi despido (improcedente) al igual que el de otros compañeros solo puedo deciros que fue tan traumático como pudo se el que más de los vuestros, pero después de haber leído como describe el suyo tan magistralmente el compañero Marcos, digamos que fue al menos tan injusto como el suyo, pues se produjo tras 26 años en la Empresa, una entidad a la que dedique después de mi jornada laboral y desinteresadamente, los mejores momentos de toda una vida, tiempo robado en la mayoría de los casos a mi familia y a mi ocio.

Pero nada de eso se ha sido tenido en cuenta cuando los mediocres mandos intermedios, para los que la mayoría de los despedidos  actuales a lo largo de los años creamos las empresas que hoy les acogen, tuvieron que congraciarse con sus directores Generales, proponiendo que la mejor forma de rentabilizar la empresa, y economizar gastos, era despedir a los más antiguos, ( que por cierto éramos los únicos que podíamos menearles el inestable sillón que en muchos casos, les viene grande). Apoyaban su teoría en las directrices económicas y de rentabilidad de personal que les proporcionaba el gran padre EE.UU, conductas que han demostrado llevando a la economía mundial al mayor desastre de la historia, que por lo tanto no eran precisamente lo mejor para nuestra sistema financiero-laboral.

Por cierto que aún estando de acuerdo en todo con Marcos, en su serie de artículos sobre su despido, me identifico de una forma exagerada con su pensamiento de “Por qué a mi”, se trata, sin lugar a dudas, de la parte más traumática de este mal trago que nos ha tocado pasar, máxime si, como en mi caso, tengo la oportunidad de trasladar la pregunta a los responsables del hecho, que lo justifican con palabras vacías y banales totalmente contradictorias, como por ejemplo, “lo has hecho muy bien”  “pensamos que es lo mejor para ti”, “te mereces descansar”, etc. etc.

 Por favor si alguien con responsabilidad en recursos humanos es capaz de leer este lamento, quiero suplicarle que no tomen decisiones tan importantes en beneficio de ningún trabajador, pues no me cabe ninguna duda que cuando un trabajador ha realizado labores en cualquier empresa por periodos superiores a los veinte años, y en la mayoría de los casos tomando decisiones importantes, debe de ser muy capaz de al menos participar en las decisión de su despido, algo tan importante, que va a cambiar totalmente su vida.

No obstante al gran descalabro que este tipo de actuaciones ha supuesto para la gran mayoría de los que hoy componemos la familia de parados, no podemos si no aceptarlas de mejor o peor grado, puesto que estos despidos en la mayoría de los casos han sido aceptados por la empresas como improcedentes y los han liquidado tal y como la legislación vigente les obliga, lo cual convierte estos hechos en legalmente correctos, aún cuando son moralmente reprochables.

Y son moralmente reprochables en tanto en cuanto, no creo que nadie por muy encumbrado que se encuentre en ninguna empresa, tenga derecho, cuando menos moral a cargarse de un plumazo toda la vida laboral de ningún trabajador, con 35 ó 40 años de cotización, pues esto y no otra cosa es lo que hacen cuando nos despiden a los mayores de 50 ó 55 años, a los cuales nos va a ser casi imposible reincorporarnos a la vida profesional y mucho menos en el momento actual en que no hay trabajo siquiera para los más jóvenes y mejor formados.

Me gustaría que alguien me dijese qué solución se nos ofrece a quien como yo (y somos muchos más), nos encontramos  en esta situación, faltándonos 7 ú 8 años para la jubilación y sin posibilidad, como no se obre algún milagro de cotizar los años que nos faltan.

Me gustaría que ese alguien me explicase también, por que si una persona lleva cotizados los últimos 15 años tiene derecho a jubilarse con el 100 %  y los que llevamos 35 ó 40 de cotización, y estamos en el paro por unas circunstancias que para nada hemos buscado, no podemos jubilarnos ya, y para cuando lo podamos hacer dentro de unos años, se nos penalizara descontándonos un 6 ó un 8 % por año que nos falte para los 65. Teniendo además en cuenta que cuando nos saquen los cálculos para  nuestra pensión, computando las bases sobre los últimos 15 años, se dará la paradoja de que los trabajadores a los que me estoy refiriendo tendremos los últimos años prácticamente sin cotización. O sea que cobraremos un 60º ó 70 % de unas bases rebajadísimas, por haber estado en paro. Esto debe de ser “por nuestro bien”  “por que es lo mejor para nosotros”, como pago a haber colaborado a hacer de nuestro sistema de pensiones y S. Social uno de los mejores del mundo, eso sí gracias a nuestras cotizaciones a lo largo de una amplia vida laboral.

Y por si acaso a este escrito le echase  la vista encima alguien del gobierno o con responsabilidades en el tema de pensiones, me gustaría me dijese por qué los miembros del gobierno entre otras prebendas tienen la de poder optar a una pensión de 32.000.-  euros, con haber cotizado 7 años y a mí y a otros muchos se nos esta castigando por haber cotizado solamente cuarenta años en lugar de 47 que serían los necesarios para que no se me penalizase en el cobro de mi jubilación.

Considero muy importante que se difunda la gran estafa que se está realizando con los que nos encontramos en esta situación y a los que la crisis nos esta “CASTIGANDO POR LO MENOS DOS VECES” y quiero solicitar de quien tenga competencias en el asunto, que  intente solucionarlo haciendo justicia, esa justicia social con la que tanto se llenan la boca nuestros dirigentes políticos y laborales, a los que me atrevo a recordarles,  que a pesar del  mucho daño que lo que estoy contando nos hace y la indefensión con que nos encontramos individualmente para poder solucionarlo, hay algo que si podemos hacer cada uno de nosotros o mejor agrupándonos los afectados y es  tenerlo bien presente a la hora de echar nuestro voto a la urna en las próximas elecciones.

   Os ruego a quien leáis este escrito y estéis de acuerdo con  el, que divulguéis la idea lo mas posible, ya que somos los afectados los que debemos de movernos cuando menos haciendo ruido para que la sociedad se entere, pues en éste como en cualquier otro asunto “cada uno se rasca cuando le pica”.

 

 Ya sabéis que cualquiera de vosotros puede publicar vuestra reflexión, crítica o comentario enviándonos su artículo a blog@portalparados.es

 

  


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner