spot_img

Se crea en Aragón una fundación para poner en contacto a emprendedores e inversores

//

El objetivo, ha dicho el consejero, es impulsar la financiación privada hacia proyectos empresariales de alto potencial, impulsando el desarrollo sostenible, el empleo y la transparencia.


En el cruce entre oferta y demanda es donde surge la figura del «inversor tutor» o «bussiness angel» en su denominación en inglés, y puede serlo cualquier persona física o jurídica que tenga capacidad de inversión y voluntad de destinar su dinero a proyectos empresariales innovadores y con perspectivas de crecimiento importante.

Pero además de aportar su dinero, a medio y largo plazo, los inversores se muestran dispuestos a aportar capacidad de gestión, experiencia y contactos.

Se trata, ha añadido Bono, de personas que además de buscar una legítima rentabilidad económica, presentan en su forma de actuar un componente de «responsabilidad social» y «compromiso con su tierra».

El perfil idóneo del inversor son las empresas familiares, pero no solo, sino también cualquier persona (directivo o ahorrador con cierto patrimonio) que busque la oportunidad de invertir en pequeños negocios y empresas de nueva creación.

Y en cuanto a los emprendedores, puede participar quien quiera convertir su idea en un negocio, con la única condición de que su actividad se desarrolle en Aragón. Para ello, sólo tendrá que presentar su proyecto en la web www.aragoninvierte.es.

Por tanto, se desarrolla un modelo que facilita el encuentro y el entendimiento entre el inversor y el emprendedor y refuerza y aumenta la efectividad del resto de mecanismos de apoyo al emprendedor.

Además de la aportación de capital, el inversor podrá tener otras fórmulas de participación, como préstamos participativos o cesión de inmuebles.

El papel del gobierno de Aragón en la fundación es de mero facilitador, ha especificado Bono, quien ha explicado que el ejecutivo ha buscado a cuatro socios privados: las dos cajas de ahorro aragonesas y las asociaciones de empresarios Asociación de Empresa Familiar de Aragón (AEFA) y Asociación de Jóvenes Empresarios de Aragón (AJE), que conformarán, junto con el gobierno, el patronato de la fundación.

Dispondrá de una oficina técnica, con un gerente que será el economista Pedro Mata, que realizará funciones de coordinación y gestión de las relaciones y configurará programas de soporte jurídico y de formación.

Se constituirá un consejo asesor formado por quince expertos y, a su vez, consejos ejecutivos de tres miembros que serán quienes visualicen, seleccionen y aprueben los proyectos.

Todos los vocales serán designados por las cajas y las asociaciones empresariales, o por otras instituciones con las que la fundación pueda establecer convenios, como los colegios profesionales.




Puedes seguir a Portalparados en FacebookTwitter Google +Linkedin

Related Articles

Dejar respuesta

Déjenos su comentario
Por favor introduzca su nombre aquí

Nuestras RRSS

73,414FansMe gusta
80,444SeguidoresSeguir

últimos artículos

You cannot copy content of this page