spot_img

Los parados también nos vamos de vacaciones

Todo el mundo nos insiste en que buscar trabajo es ya de por sí un trabajo. Por eso, no es descabellado plantearse que los que estamos en esa situación, también merezcamos unos días de relax. Sin duda, nuestra situación económica no es la mejor, incluso algunos ni siquiera se lo pueden plantear pero otros sí. Hemos comprobado en el reportaje en video que acompaña a esta información que en las colas del INEM, muchos sí se han planteado marcharse unos días fuera de sus casas. ¿El secreto? Echarle un poquito de imaginación.

Una proporción importante de parados ha optado por volver a los orígenes, a los pueblos que les vieron nacer a ellos o a sus padres. Tiene todas las ventajas puesto que normalmente el alojamiento nos sale gratis y los gastos son menores probablemente que en los lugares donde vivimos. Además los pueblos en verano nos permiten volver al contacto con la naturaleza y disfrutar del amplio mosaico de fiestas populares que se concentran en estas fechas.

Otra parte importante de los encuestados no ha querido privarse de pasar unos días en la playa. Algunos han logrado alojamiento en la vivienda de algún amigo o han optado por contratar alguna oferta barata de las agencias. Eso sí, los representantes del sector nos indican que nos cogemos menos días que en años anteriores. Se acabaron esas estancias de quince día o un mes en un apartamento, con una semana como máximo ya nos vale. Lo curioso es que comprobaréis como algunos se van a lugares turísticos con una cierta mala conciencia y nos dejan muy claro en el video que “desde ese lugar seguiré mirando ofertas en internet”. Parece que el tópico social nos influye de tal modo que asociamos marcharnos unos días a  poco interés por incorporarnos al mercado laboral y esto, amigos, no es así ni mucho menos.

Como no queremos que esto parezca Alicia en el País de las Maravillas, hay que reconocer que otros muchos no disponen de recursos mínimos para vivir, con lo cual es imposible que se planteen marcharse de vacaciones. Eso sí, el verano ofrece en nuestras ciudades muchas oportunidades para desconectar un poco de la tensión que genera la búsqueda de empleo. Paseos por parques, conciertos o cine al aire libre gratuitos, fiestas populares son alguna de las actividades por las que nos podemos decantar en ese caso. Te invitamos a que visites nuestra sección de ocio para encontrar alguna de estas iniciativas

Además si tú conoces alguna que pueda interesar a los parados de tu ciudad no dudes en escribirnos a [email protected]

Related Articles

Dejar respuesta

Déjenos su comentario
Por favor introduzca su nombre aquí

Nuestras RRSS

73,399FansMe gusta
80,397SeguidoresSeguir

últimos artículos

You cannot copy content of this page