www.portalparados.es

Nº Parados 16/12/2018

SEPE
3252867
EPA
3490100

Nº Parados 16/12/2018

SEPE
3252867
EPA
3490100
cursosbanner

Los jóvenes parados de 16 a 29 años han aumentado en 841.000 personas desde el inicio de la crisis (entre el tercer trimestre de 2007 y el primero de 2010), como consecuencia de la intensa destrucción de empleo experimentada en este periodo. Este aumento sitúa el paro juvenil en casi 1,6 millones de personas a finales de marzo de 2010, prácticamente el doble que al inicio de la crisis (en el tercer trimestre de 2007).  

Los jóvenes absorben la mayor parte de la destrucción de empleo producida desde el inicio de la crisis. Esta es una de la principales conclusiones de la 36ª edición del Índice Laboral Manpower “El mercado de trabajo en los primeros meses de 2010 y los problemas del empleo juvenil”, presentado  por el profesor Dr. Josep Oliver, Catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona



A nivel porcentual, la tasa de paro juvenil al final del primer trimestre de 2010 alcanzaba el 31,8%, duplicando prácticamente la de la población de entre 30 a 64 años (del 16,9%). No obstante, pese a ser muy elevada, dicha tasa se encuentra lejos todavía de los valores cercanos al 40%, de los años 1984 y 1994.

Por otro lado, el cambio demográfico que ha experimentado nuestro país en los últimos años también juega un papel clave a la hora de explicar las cifras de desempleo actuales. De hecho, desde el inicio de la crisis, se ha producido una reducción de activos jóvenes de 732.000 que ha evitado una cifra de paro más elevada.


Si se realiza el análisis del empleo por sexos, puede concluirse que durante la crisis se ha producido una caída del empleo juvenil, tanto en mujeres como en hombres, aunque especialmente intensa en estos últimos. Mientras que los hombres de 16 a 29 años han reducido su ocupación en un -37,7 %, los de 30 a 64 años lo han hecho un -8,5%, y por su parte el colectivo femenino joven la ha reducido un – 24,2% frente al 3,9% de las más mayores.

Analizando el paro juvenil por origen, se constata que el paro afecta más a los nativos (33,3%) que a los inmigrantes (25,5%). Así pues, la mayor concentración de empleo nativo en los jóvenes aparece, en el periodo de crisis, como un factor de debilidad para este colectivo.


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner