www.portalparados.es

Nº Parados 21/09/2018

SEPE
3182068
EPA
3490100

Nº Parados 21/09/2018

SEPE
3182068
EPA
3490100
cursosbanner

Estudio.Un 65 % de los trabajadores españoles estaría dispuesto a cambiar su ciudad de residencia para conseguir un empleo, lo que supone un incremento del 3 % respecto a enero del año pasado, según un estudio de movilidad laboral publicado hoy por la empresa de trabajo temporal Randstad.  

Según un comunicado, el porcentaje de los parados que cambiarían de municipio se ha mantenido en el 68 %, pero la preocupación por el desempleo ha hecho subir seis puntos, hasta el 60 %, el número de ciudadanos ocupados que estarían dispuestos a trasladarse por motivos profesionales.



El perfil de este trabajador es el de un varón de entre 25 y 34 años que cursa estudios universitarios, grupo en el que el porcentaje de los dispuestos al traslado llega al 70 %.

En el lado opuesto de la balanza se sitúan los españoles con edades comprendidas entre los 45 y los 65 años (39 %), segmento de edad tradicionalmente más reacio a desplazarse por motivos laborales y que se refrenda con un descenso del 2 % respecto a 2010.

Cada vez con más frecuencia, cuanto mayor es la formación de los encuestados más contemplan la posibilidad de un cambio, y, así, los mejor dispuestos son los universitarios (71 %) y los estudiantes de bachillerato (70,5 %), mientras que las personas sin estudios contestan afirmativamente sólo en un 57 %.

De hecho, se ha incrementado el porcentaje registrado por los dos primeros, ya que suben cuatro y catorce puntos porcentuales respectivamente, mientras que el grupo de personas sin estudios ha obtenido un descenso de un 10 % respecto a 2010.

Por sexos, los hombres continúan más proclives a cambiar de ciudad para conseguir un empleo (69 %) que las mujeres (61 %), aunque la tendencia es a la inversa, ya que entre los primeros el porcentaje ha bajado un punto, y entre ellas ha aumentado cinco respecto a 2010.

Desde un punto de vista regional, los más dispuestos a moverse son los nacidos en Castilla y León y Extremadura, donde cuatro de cada diez personas tienen que cambiar de ciudad para trabajar, seguidos de los nacidos en Castilla-La Mancha, donde se mueven de ciudad tres de cada diez.

Al contrario, los más inmovilistas son los canarios, los catalanes y los valencianos, donde nueve de cada diez trabajadores reside en su ciudad de nacimiento.

La encuesta refleja un descenso significativo en el deseo de movilidad de los inmigrantes, que pasa del 81 % registrado en 2010 al 69 % de este año.

En el caso de los trabajadores españoles la tendencia es al alza, y se observa un aumento de un 8 % que permite reducir sustancialmente la brecha que existía el año pasado, ya que en la actualidad no hay apenas diferencias entre la percepción de ambos segmentos sociológicos.


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner