www.portalparados.es beta

Nº Parados 24/05/2017

SEPE
3573036
EPA
4255000

Nº Parados 24/05/2017

SEPE
3573036
EPA
4255000
cursosbanner
Tras la celebración de las manifestaciones del Primero de Mayo, los propios sindicatos reconocen que han perdido poder de convocatoria con respecto a lo que ocurría en este tipo de actos públicos hace décadas. Sin embargo, las organizaciones mayoritarias UGT y CC OO atribuyen ese descenso a otros motivos en lugar de ejercer la autocrítica. Javier Peña, director de Portalparados, repasa algunos aspectos que pueden haber influido en la pérdida de apoyos.

Tras el 1 de mayo, ¿están preparados los sindicatos para el s. XXI?

Tras la celebración de las manifestaciones del Primero de Mayo, los propios sindicatos reconocen que han perdido poder de convocatoria con respecto a lo que ocurría en este tipo de actos públicos hace décadas. Sin embargo, las organizaciones mayoritarias UGT y CC OO atribuyen ese descenso a otros motivos en lugar de ejercer la autocrítica. Javier Peña, director de Portalparados, repasa algunos aspectos que pueden haber influido en la pérdida de apoyos.  


Un año más he comprobado que el poder de convocatoria de los dos grandes sindicatos en España, UGT y CC OO, disminuye paulatinamente y queda muy lejos de la fuerza que llegaron a tener en décadas pasadas. Las manifestaciones del 1 de mayo han vuelto a reflejar claramente la necesidad de que reflexionen sobre el papel que están ejerciendo en la actualidad que les está separando de los trabajadores a los que deben representar.

 

Que nadie se equivoque. No seré yo el que crea prescindible la actividad sindical. Sin ella, nuestros derechos pueden desaparecer de un plumazo. Lo curioso es que incluso con ellos, hemos asistido a todo tipo de recortes sin que parezcan haberse inmutado. Han hablado, han empleado “palabras gruesas” para criticar la actitud del gobierno y de los empresarios. ¿Es suficiente? Claramente No.

 

En los tiempos en los que los trabajadores ganaban derechos, lo hacían desde la calle. Nunca se ganó uno de ellos sólo con el poder de la palabra. Por supuesto que no hace falta ejercer la violencia, pero ¿qué hay de palabras tan poco utilizadas últimamente como huelga, manifestación, protesta?

 

Creo que sinceramente, esta actitud un tanto conservadora o temerosa, es uno de los factores que ha influido para que los trabajadores nos hayamos separado claramente de las centrales sindicales. [Solicita información sobre cursos de formación a distancia]

 

Los sindicatos del s. XXI

 

Si nos quedásemos sólo en este análisis, podríamos caer en el simplismo, en una argumentación facilona y hasta obvia. El problema de los representantes de los trabajadores va mucho más allá y se refiere a la falta de respuestas a las nuevas realidades del mercado laboral por su parte que realmente alarma.

 

Ya ocurrió con los autónomos económicamente dependientes, aquellos cuyos ingresos dependen de una empresa que prefiere contratarlos así en lugar de utilizar un contrato laboral. Este tipo de profesionales se han quedado casi sin protección. Ni pueden sentirse defendidos por las organizaciones de autónomos que reclaman los derechos de aquellos que tienen actividad empresarial más que nada. Ni por parte de los sindicatos que denuncian con la boca pequeña su situación pero poco más.

 

Hay que tener en cuenta que el trabajador freelance es una realidad ya en nuestro mercado laboral. Este tipo de profesionales pueden trabajar para una o varias empresas. ¿Y quién defiende sus derechos? Ni siquiera en este caso existe una organización que les agrupe. ¿Y qué respuesta dan los representantes sindicales a este fenómeno? Que cada cuál responda como considere.

 

Por supuesto que el tercer colectivo que se ha sentido huérfano de defensa estos años es el colectivo de desempleados. En otros países, son los sindicatos los que cogen las riendas de las políticas activas de empleo, las diseñan, las programan y asesoran a aquellos que desean obtener un empleo. Aquí lo hacen pero su papel es muy secundario, con lo que la sensación es que los parados no son una de sus prioridades.

 

Es verdad que este año han reclamado una vez más mejoras salariales, empleo estable, pensiones dignas y mayor protección social. Pero parece quedarse sólo en los eslóganes, en los documentos reivindicativos y así no se logran los objetivos.

 

En pleno siglo veintiuno, los sindicatos debieran reflexionar sobre las nuevas realidades del mercado laboral, los nuevos sistemas de trabajo. Ya no basta con defender los derechos de aquellos que tienen un empleo fijo, aquellos que son funcionarios o que trabajan en la industria. Muy pronto, los robots nos sustituirán en muchas profesiones, trabajaremos como freelance, desde casa, por proyectos, existen personas con contratos temporales, a tiempo parcial, becarios, etc. Los sindicatos no deben mirar hacia otro lado, quedarse sólo en buenas palabras, si quieren sobrevivir a toda esta revolución que está a la vuelta de la esquina.

 

Fdo. Javier Peña

Director Portalparados.es

 

Si quieres encontrar trabajo, puedes visitar nuestro Busca Empleo para acceder a ofertas en decenas de portales de internet.



Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner