www.portalparados.es beta

Nº Parados 09/12/2016

SEPE
3789823
EPA
4320800

Nº Parados 09/12/2016

SEPE
3789823
EPA
4320800
cursosbanner
Con motivo del referéndum sobre la posible independencia de Escocia, escuché a una periodista británica comentar que un obrero escocés tiene mucho más que ver con otro inglés que con un millonario de los que viven en castillos del antiguo reino de María Estuardo. Y creo que podríamos decir lo mismo de la pobreza que no debería tener nacionalidades de ninguna clase.

Los pobres no deben tener nacionalidad

Con motivo del referéndum sobre la posible independencia de Escocia, escuché a una periodista británica comentar que un obrero escocés tiene mucho más que ver con otro inglés que con un millonario de los que viven en castillos del antiguo reino de María Estuardo. Y creo que podríamos decir lo mismo de la pobreza que no debería tener nacionalidades de ninguna clase.  

Comento esto porque se ha producido en el barrio madrileño de Tetuán un conflicto con un grupo de personas que habían montado un local de ayuda exclusivamente destinado a españoles de pura cepa. Quedan excluidos otros colectivos de distintas nacionalidades aunque no tengan nada que llevarse a la boca.



La excusa es que, supuestamente, los extranjeros abusan de los lotes de comidas o aportaciones económicas que les ofrecen distintas administraciones. Como si la picaresca fuese en España patrimonio exclusivo de aquellos que nacieron fuera de nuestras fronteras.

Es posible que caigamos en la tentación de pensar que en este país hay pobres de primera y de segunda en lugar de reclamar a nuestros gobernantes que acometan planes para sacar a miles o millones de personas que han caído en ese pozo, sean de donde sean.

No me imagino que haya alguien tan insensible que le parezca mal que un niño nacido en España pase hambre y se quede impasible si ese mismo joven procede de otro país. No dejan de ser pequeños que debieran tener garantizado un plato de comida en un lugar, como España que se considera del primer mundo.

Y me da igual que otra de las excusas es que otros países discriminen entre los autóctonos y los foráneos. Es como si admitiéramos la pena de muerte por semejanza con otras naciones del planeta.

Un pobre español tiene más similitudes con otro de Ecuador que con los grandes magnates patrios. Pero a alguien interesa que estén divididos. No vaya a ser que un día los pobres decidan unirse para cantarles las cuarenta a los de arriba.

La pobreza no debe tener nacionalidad. Si existe pillería, lúchese contra ella proceda de donde proceda pero ¿quién soy yo para señalar con el dedo sobre los abusos que cometen muchos con el parapeto de la crisis?

 

Javier Peña
Portalparados.es


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner