www.portalparados.es beta

Nº Parados 07/12/2016

SEPE
3789823
EPA
4320800

Nº Parados 07/12/2016

SEPE
3789823
EPA
4320800
cursosbanner
Aunque nuestra colaboradora María Díaz cumplió con su misión de enviarnos su tradicional columna de Los Lunes al Sol en la fecha indicada, este macro puente nos lleva a publicarlo en miércoles para debatir sobre esa campaña electoral que este año coincide con los días previos a la navidad.

Las nuevas campañas electorales

Aunque nuestra colaboradora María Díaz cumplió con su misión de enviarnos su tradicional columna de Los Lunes al Sol en la fecha indicada, este macro puente nos lleva a publicarlo en miércoles para debatir sobre esa campaña electoral que este año coincide con los días previos a la navidad.  

Lo nunca visto. Los unos le han visto las orejas al lobo y los otros llegan de nuevas dispuestos a cualquier cosa por hacerse un sitio. Y alguien les sugiere propuestas nuevas ante una tarta que huele a difícil reparto y a unas elecciones que no prometen ganadores claros.



 

Los nuevos no arrastran pasado y los antiguos se agarran a su bagaje histórico como garantía. Todos prometen arreglar lo que aún no han arreglado ni siquiera reconocido. Por ejemplo, la puñetera corrupción. Todavía no se han metido con ellos, pero si les votamos, prometen hacerlo. Les dan miedo los chicos nuevos, que vienen fresquitos y sin mochilas. A los nuevos, la falta de pasado se les echa en cara. Quién no asegura que sepan gobernar. Lo malo es que venimos de ejercicios tan lamentables que nada tenemos que perder. [Ver Másteres universitarios gratuitos]

Por si fuera poco, insisten en lo que yo abomino: no venden programas sino acusaciones. Casi no sabemos lo que van a hacer pero si lo que quieren echar en cara a los opositores. Antes era básicamente uno. Ahora son más y una de las cosas de que se acusan es de los posibles pactos. A los votantes ya no nos asusta nada. Pero ellos no se han dado cuenta. O si.

 

Porque aquí está el meollo de la cuestión: aparecen donde menos te los esperas. Cualquier programa de televisión les parece bien. Ya puede ser uno de entretenimiento para señoras en tardes de fin de semana, que espacios de humor en los que tienen que ir cargados de sentido del humor aunque no lo tengan. También están los programas de riesgo, esos en los que demuestran su valor tirándose por barrancos o subiéndose a pulso a una montaña. Y ese en el que el famoso va a visitarte o te recibe en su casa. La cosa es que el famoso de marras escucha y está defendiendo bien su plaza contra todo pronóstico. Y faja bien. Me da la sensación de que la vida le ha enseñado y su espacio no es nada desdeñable.

 

Me gustaría saber a cuántos de esos programas se les ha invitado a los candidatos fuera de campaña electoral. Posiblemente, a los clásicos más de una. Y dijeron que no. Pero los que empiezan, los que necesitan huecos para enseñar sus cartas tienen menos miedo porque tienen menos que perder y, estoy convencida, ellos mismo están sorprendidos de lo que los pronósticos electorales les auguran. Por lo bueno, digo. Así que a por todas. Y han obligado a los de siempre a jugar fuerte y en el mismo terreno. Supongo que no les hace ninguna gracia, pero la oportunidad no puede perderse.

 

Y los directores y presentadores de los respectivos programas deben de estar frotándose las manos entre la incredulidad y el jolgorio. No se han visto en otra. Y quizá no se verán. Pero hay que aprovechar la racha y exprimir el momento. Aunque a los espectadores y oyentes nos cansen con su rollo en espacios de televisión y radio en los que esperamos encontrar otros contenidos. Algo más fresco, quizá. Algo que nos haga olvidar que estamos en época electoral. Que hace mala mezcla con el momento navideño que no podremos evitar tampoco.

Vamos, que se me juntan, al menos a mí, dos de los momentos de la vida que más de agotan: las campañas electorales y la navidad. Ya es mala pata. A ver si llega el 21 de diciembre, ese día “oasis”, posterior a las votaciones (es avanzo ya, sin ser vidente: todos van a ganar) y anterior a saber que no me ha tocado la lotería. Ese va a ser uno de los mejores días del año. Los políticos van a pavonearse en el ridículo y yo aún mantendré  alguna esperanza.

María Díaz
Periodista
www.mariadiaz.eu


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner