www.portalparados.es beta

Nº Parados 06/12/2016

SEPE
3789823
EPA
4320800

Nº Parados 06/12/2016

SEPE
3789823
EPA
4320800
cursosbanner
Se confirma que el gobierno alemán está dispuesto a expulsar a los europeos que lleven en su territorio más de seis meses sin encontrar un puesto de trabajo. Esos que se han apuntado a eso que Merkel y su equipo han bautizado como “turismo social” que consiste en acudir a este país para recibir las ayudas que aquí se niegan a muchos españoles.

La farsa de una Europa hipócrita

Se confirma que el gobierno alemán está dispuesto a expulsar a los europeos que lleven en su territorio más de seis meses sin encontrar un puesto de trabajo. Esos que se han apuntado a eso que Merkel y su equipo han bautizado como “turismo social” que consiste en acudir a este país para recibir las ayudas que aquí se niegan a muchos españoles.  

La medida puede tener un sentido lógico para algunos, como la tuvo cuando el gobierno belga decidió también la expulsión de trabajadores españoles sin empleo. Sin embargo, demuestra claramente en qué consiste eso de la “Europa” que nos han vendido, es decir, un lugar donde las grandes empresas disponen de un mercado de 300 millones de consumidores básicamente.



Es verdad que a cambio de esta interesante operación económica que muchos denominan la Europa de los mercaderes, se nos ofrecen algunas golosinas con las que nos mantienen unidos a una idea de estado paneuropeo muy romántica en sus inicios.

Se nos vendió que todos los ciudadanos podríamos circular libremente por el territorio de la UE, al menos por aquellos países que suscribieron el Tratado de Schengen. Y es cierto que ya no necesitamos el pasaporte para cruzar la frontera. Pero la cosa cambia si lo que queremos es labrarnos un porvenir en otro territorio.

Muy poca gente conoce que en España, las limitaciones a trabajadores europeos son igualmente exigentes. Recientemente, unos amigos griegos vinieron con el objetivo de abrir con sus pequeños ahorros un negocio en Madrid. La primera sorpresa se produjo a la hora de pedir el permiso de residencia. Sólo se puede obtener si uno tiene un contrato laboral, si se da alta como trabajador autónomo o si dispone de una cuenta bancaria holgada y suscribe un seguro privado de salud.

Si en España, un ciudadano europeo quiere montar un negocio y necesita más de tres meses para ponerlo en marcha, solo podrá hacerlo si acredita tener bastante dinero o hace la trampa de hacerse autónomo aunque todavía no tenga actividad.

Está claro que nosotros no tenemos el problema de otras personas que vengan a España para recibir ayudas sociales puesto que no contamos con ellas ni siquiera muchos de los que residimos aquí.

La cuestión es que los españoles no necesitarían ir a Alemania a percibir este tipo de prestaciones si lográramos algo que es básico en un Estado: mantener una política de ayudas común a todos los países.

Europa se ha preocupado de converger en lo económico, en tener normativas comunes para los grandes negocios, para tener una moneda compartida. Y nuestros dirigentes no han puesto el mismo empeño para converger en lo social.

Luego nos extrañará que algunos ataquen la idea de Europa y obtengan grandes resultados electorales. Cada vez nos resulta más difícil a aquellos que abogamos por la UE,, defender un modelo hipócrita en el que los ciudadanos son secundarios.

Javier Peña
Director Portalparados.es


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner