www.portalparados.es beta

Nº Parados 07/12/2016

SEPE
3789823
EPA
4320800

Nº Parados 07/12/2016

SEPE
3789823
EPA
4320800
cursosbanner
En este primer lunes de septiembre, regreso de vacaciones para muchos, nuestra compañera María Díaz dedica su columna de "Los lunes al sol" a la economía y a los políticos, tan alejados tantas veces de las preocupaciones de los ciudadanos de a pie. Nuestro ministro De Guindos avanza posiciones en Europa mientras en casa seguimos con el drama de la crisis y el paro, tratando de sobrevivir al día a día.

Entre niños anda el juego

En este primer lunes de septiembre, regreso de vacaciones para muchos, nuestra compañera María Díaz dedica su columna de "Los lunes al sol" a la economía y a los políticos, tan alejados tantas veces de las preocupaciones de los ciudadanos de a pie. Nuestro ministro De Guindos avanza posiciones en Europa mientras en casa seguimos con el drama de la crisis y el paro, tratando de sobrevivir al día a día.  

Como niños. Son como niños. Quieren un puesto de responsabilidad y van a por él. Y en el camino, se pelean como infantes, se amenazan veladamente, se miran de reojo y se pelean en el recreo. Hablo de De Guindos y de Dijsselbloem. Al holandés aún le queda un año al frente de Eurogrupo, pero Mariano Rajoy ya quiere ir tomando posiciones para poder presumir de haber llegado lejos con su crédito personal en Europa y de haber resuelto la crisis. Así que empieza a mover ficha para colocar a De Guindos en lugar del holandés cuando éste termine el mandato…y se arma la gorda. A Dijsselbloem le parece feo que ya hacen hablando de continuadores de una plaza que aún no ha soltado y en la que le quedan 12 meses. Es más, de una plaza para cuya reelección se puede presentar. Se siente herido y el juego no le resulta limpio. Algo de razón tiene. Pero la política, por lo menos la de hora es así: tira a marrullera y no puede estar al servicio de todos. Mariano, por una vez, parece no querer improvisar y va avanzando su jugada…pero a los ojos de todos. ¡Hombre! Ya se que no va a parecer bien que yo lo diga, pero estas cosas se hacen a oscuras, por detrás. Feo pero menos humillante. Así que el holandés anuncia y avisa que se va a presentar a la reelección  a la que tiene derecho.



Todo esto que parece que ocurre lejos está sucediendo realmente aquí. Porque el mensaje es para nosotros, españolitos de a pie, que aún parece que no nos creemos a nuestro presidente de gobierno ni a su Ministro de Economía cuando dicen que la crisis está solventada. ¡Qué más da que familias enteras subsistan en la miseria! O que haya niños que dependan de la generosidad de otros para poder llevarse algo a la boca. Los escondemos (sí, sí, los escondemos. Algunos políticos ya se dibujaron a principios de verano afirmando que visibilizar la pobreza infantil no quedaba bonito) y miramos hacia otro lado. Y nos vamos a por la Merkel y le pedimos que nos apoye que mira que precioso lo tenemos todo. ¡Hemos salido de la crisis, Ángela! Somos unos “machotes” de la economía patria, unos genios, la “follie”. Una pena que de verdad eso no se note en los hogares españoles.

La crisis se fraguó durante mucho tiempo y entró silenciosa en una Europa que se había mareado de éxito, aunque aún yo no sé de qué éxito. Y lenta será de quitárnosla de encima. Es cierto que las cosas van mejor. A base de dejar a los más débiles en la cuneta, de fomentar una emigración que aligere las listas del paro y de esconder las desgracias para que la foto quede lucida. Y claro, le tocamos los cataplines al actual presidente del Eurogrupo y escuchamos lo que no queremos oír: dudas sobre la gestión económica del actual gobierno español y su capacidad de salir de la crisis. Ya les digo que parece que ocurre lejos pero todo tiene que ver con esto.

Con todo, a mí lo que me ha llamado la atención es esa guerra infantil que se han llevado los líderes en cuestión a la hora de defender el puesto que ya tienen o quieren tener. Porque si estamos en manos de tipos que pelean como niños, recurriendo a la duda, la pseudoamenaza y el escupitajo para retarse, es para plantearse si esta Europa de la que formamos parte tiene algún futuro. Que nuestro presente es un asunto muy serio y estos políticos se lo están jugando a los barcos. Y no me gusta ir por la vida ni hundida ni tocada. Y al próximo paso que den cualquiera de ellos tomándose a cachondeo un puesto de responsabilidad deberíamos reaccionar en masa. Y eso, que ahora, lo de salir en masa por las calles españolas está mal visto. Y hasta multado. No creo en Pablo Iglesias, pero me gusta que esté ahí,  dando esa “bofeteada” a la clase política de m….. que tenemos. Y entiendo que se vaya haciendo fuerte por momentos. Se lo ponen en bandeja cada día.

María Díaz
Periodista
www.mariadiaz.eu


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner