www.portalparados.es beta

Nº Parados 09/12/2016

SEPE
3789823
EPA
4320800

Nº Parados 09/12/2016

SEPE
3789823
EPA
4320800
cursosbanner
Tras la gala de los Goya que se celebró el pasado sábado en Madrid, la periodista María Díaz reflexiona en su columna de Los Lunes al Sol sobre el colectivo de actores al que conocer muy bien. Nos muestra una cara muy distinta a la que refleja la alfombra roja y los vestidos de diseño...

Entre el éxito y el fracaso

Tras la gala de los Goya que se celebró el pasado sábado en Madrid, la periodista María Díaz reflexiona en su columna de Los Lunes al Sol sobre el colectivo de actores al que conocer muy bien. Nos muestra una cara muy distinta a la que refleja la alfombra roja y los vestidos de diseño...  

En el universo en el que yo me manejo, el triunfo y el fracaso se alternan por minutos y forman parte del menú de cada día, de lo cotidiano, de lo que se respira. Lo digo al hilo de los premios Goya. Hay que tener muy buen talante para vivir sobre la cuerda. Y muy buena cabeza para no convertirte en tu peor enemigo. A algunos les ha pasado. No voy a dar nombres, pero algún famoso de esos que ustedes admiraron, se ocupó de que no le llamaran para trabajar nunca. Egos mal alimentados, falta de respeto a los compañeros, plantones, exigencias innecesarias…



 

Sin embargo, casi todos los artistas, créanme, son de una humildad trepidante. Por eso, sobreviven en esta selva. Se hacen querer. Algunos son hasta inseguros y, a pesar de la fama, dudan de si tienen tirón con el público. Han entendido que viven en el riesgo y transitan sobre el qué pasará mañana como pueden. Unos se agobian más, otros lo justo. No es que no tengan miedo, es que se lo torean. No viven en el glamour que suponemos y, a veces, envidiamos de más a quienes tienen menos que nosotros aunque aparenten ser luces encendidas todo el día.

 

Si los conocieran, los amarían. Reivindican por los que no tienen voz aunque les llamen pesados. Viven en la tierra, miran al mundo aunque el mundo pueda darles la espalda en algún momento. Eso no les preocupa. Se saben útiles y no quieren dejar escapar las oportunidades. Y siguen currando porque se hacen querer. Al margen de que lo hagan bien, que se supone que lo hacen. Pero si haces fácil la convivencia con los compañeros, eso ayuda mucho. Más en un oficio como éste, de sumar, de hacer equipo.

 

Les veo recibiendo premios y me emociono. Son más reales de lo que parecen. El 70% vive en el paro la mayor parte del año. Y del 30 % restante, los que trabajan son el 4 ó el 5 %. Los demás, a “bocados”, como yo digo. Esperando que salte una oportunidad, un mes sí y el otro también. La suerte también será determinante. Si les hace un hueco, les facilita el camino al triunfo. Pero ya les digo, del triunfo se puede salir rápido aunque te costara entrar en él.

 

Vivir con la sensación de fracaso como una espada de Damocles provoca angustia. Ustedes saben de lo que hablo. Ellos duermen con ella. La sobrellevan y no se felicitan de que cuenten con ellos hasta que no sólo han firmado el contrato, sino hasta que no han empezado a currar. A algunos les persigue la fama de gafes y eso ha puesto fin a carreras florecientes en un mundo complicado. No es que estén llenos de manías pero hay productores, los que ponen la pasta, vamos, que quieren ir a lo seguro. Y lo seguro, en esto, no existe.

A partir de ahora, no se corten en aplaudirles un buen trabajo. Aunque estén en casa. O en un bar con amigos. Si les gusta lo que ven, agradezcanselo a quien corresponda. Que a veces, les pagan mal porque dan por hecho que la fama es un plus. Y lo que si que es un plus es el reconocimiento, el aplauso del espectador de la calle. Porque, de verdad, ellos trabajan para ustedes. Y son más felices si ustedes lo son gracias a ellos. Saben que existen y piensan en ustedes. No son estrellas intocables del firmamento, sino seres humanos con una vida más al límite de lo que parece. Pero los cómicos intentan no llorar en público y sostienen el show aunque la pena los concoma por dentro. Por eso los quiero. Con premios o sin premios. Por esa vida que eligieron y que no resulta fácil de torear.

 

María Díaz
Periodista
www.mariadiaz.eu


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner