www.portalparados.es beta

Nº Parados 09/12/2016

SEPE
3789823
EPA
4320800

Nº Parados 09/12/2016

SEPE
3789823
EPA
4320800
cursosbanner
La noticia de la subida del precio de los pisos en 2014, por primera vez en los últimos siete años, sirve para que la periodista, María Díaz, reflexione en su columna de Los Lunes al Sol sobre ese preciado bien que algunos hemos perdido y otros ni pueden soñar con él, como es la vivienda.

Disimulemos, que los pisos suben de precio

La noticia de la subida del precio de los pisos en 2014, por primera vez en los últimos siete años, sirve para que la periodista, María Díaz, reflexione en su columna de Los Lunes al Sol sobre ese preciado bien que algunos hemos perdido y otros ni pueden soñar con él, como es la vivienda.  

No hemos salido de la crisis (más de 4 millones y medio de parados lo atestiguan) y ya han empezado a subir los precios de las viviendas. Amoral. Lo de la vivienda es amoral por norma. Se supone que es algo a lo que todos tenemos derecho por el hecho de ser nacidos, y la constitución de este país así lo recoge, y la vivienda se asoma más a nuestras vidas como una tragedia que como una bondad. De respirar, nada de nada. O no tienes opción a ella y, si la tienes, preparado para que te roben, te estafen gracias a ella…cuando no te echen del techo que elegiste y de cuyo pago no te escapas aunque la casa ya ni la huelas.



Si eso es civilización me apeo ya. Y si es humanidad algo no aprendí bien en el colegio. Nos hemos vuelto insensibles a los desahucios de tanto verlos como aparente noticia cada día. Niños que van a la calle sin conmiseración, padres que buscan la manera de llevar un jornal a casa para poder comer algo (y digo algo) y mantener algo parecido a un hogar. A veces sin luz ni calefacción, pero algo que te haga sentir protegido, a salvo de la intemperie, de la calle, a veces salvaje.

Y no hemos salido de ese agujero, de llorar la desgracia de quienes tienen la calle como domicilio, o la caridad cuando ya pocos están en condiciones de regalar generosidad, y ya están subiendo los precios de la construcción. Sólo 3 comunidades de esta España nuestra, que diría Cecilia, Asturias, Extremadura y Navarra siguen viendo cómo baja el precio de sus pisos. Y si no se coloca lo construido no se va a levantar más ladrillo.

Ahora mismo, el que puede comprar algo pasa a ser sospechoso. Sospechoso de haber hecho dinero cuando la cosa parece imposible. Y nos hemos puesto a desconfiar de todos: de los que tienen y de los que dicen que no tienen…aunque a veces no se les nota nada. Claro que hay algunos que nunca reconocerán que atraviesan un mal momento y a, lo mejor, eso tampoco les ayuda a salir de la crisis. Vivir en la mentira debe exigir mucho esfuerzo y te cierra opciones. La dignidad no se lleva bien con los momentos malos y la dependencia, económica o sentimental, es para más de uno, vivir en la vergüenza.

Nos han hecho así, a la medida de las frustraciones de otros. Nos han intentado enseñar el camino para triunfar y nos han señalado al perdedor como un ser despreciable. Como si ganar o perder fuera cosa de uno. También está el destino, las ayudas, la familia, la perspicacia, la salud, las complicaciones, la meteorología…También está saber sacar partido de tus posibilidades si es que la sociedad te lo permite. Cuanta gente inteligente y preparada falló por adelantarse a su tiempo. También está el mundo, que quizá no quiera escuchar nuestras plegarias. Y los impuestos, los charlatanes, los jetas. Cuando en 1983 Bilbao sucumbió a una inundación que nadie esperaba, vi vender las botellas de agua, necesarias, básicas, a precio de oro. Hacer negocio con la desgracia hace muy ricos de dinero a la vez que empobrece moralmente a quien juega con las necesidades de los demás. De ahí salió algún empresario. Y mucha sed. Cuando el problema había venido del agua que sobraba.

 

María Díaz
Periodista
www.mariadiaz.eu


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner