portalparados.es
Nº de parados SEPE
0000000
Nº de parados EPA
0000000
Acceso Foro    •    Registro Foro     |       Boletín     •      RSS     •      Hemeroteca  
Tamaño de la Letra
Minimizar Fuente Maximizar Fuente
Para esto, me presento yo a presidenta de Gobierno

Aunque una de las características que tiene la columna de Los Lunes al Sol, firmada semanalmente por la periodista, María Díaz, es la ironía como modo de mirar la realidad, hay momentos en los que hay que usar otra fórmula más contundente para opinar sobre lo que está pasando a nuestro alrededor. Y hoy es uno de esos días después de un fin de semana con muy malas noticias para todos los ciudadanos en general, y para los que estamos sin trabajo, en particular.

16/07/2012 | María Díaz

Cursos de Formacion



cargando cursos



De siempre he pensado que cuando uno se dirige a las urnas a utilizar, inocente, el derecho que le concede su voto, lo hace convencido de que el candidato al que apoya está suficientemente preparado para hacer avanzar un país. Solucionar sus problemas y generar posibilidades. Pero, a lo que se ve, yo soy una incauta de narices, un ser equivocado, una rubia con todos sus condimentos. Porque para empezar a recortar a troche y moche, siempre a los mismos, para eso no hacen falta ni estudios. Créanme. Que no me diga Soraya Saénz de Santamaría que es necesario esta política que afecta “a casi todos”, porque me llevan los demonios no sólo pensar que estoy en ese grupo, si no que entre los damnificados no estén los ricos, los poderosos. Bajar el sueldo de los funcionarios es la medida fácil; limitar los ingresos de los parados, es la contraindicación a la salud económica de un país; cercenar los derechos de educación es terminar con el futuro…y así sucesivamente. No están conduciendo a la pobreza irremisiblemente. Pero no a todos: aquellos a los que la naturaleza dotó de dinero fácil, esos, libran.


Me resulta agraviante y ofensivo escuchar a un presidente de gobierno esgrimir que se acotan los ingresos de los parados en un intento de que así encuentren trabajo. ¿No le explicó nadie a este señor que, precisamente, lo que se esperaba de él era que promoviese las posibilidades de empleo en una población que no puede terminar el mes con dignidad, al que el futuro le huele a desahucio y acera?.

 

Insultar a quienes le votaron, a quienes pusieron en él sus esperanzas no es el camino. Ha faltado al respeto a sus ciudadanos, aunque alguno de sus compañeros de equipo venga a decir ahora que con pancartas no se solucionan los problemas. Con pancartas y con lo que haga falta. Un país cabreado y democrático no puede renunciar a sus posibilidad de manifestar su enfado en la calle.

 

Al fin y al cabo, este gobierno ha ido aprobando sus medidas a base de decretos ley en lugar de recurrir a los proyectos de ley; se ha mostrado insensible a una oposición de variados colores que ha sido unánime en sus críticas; ha bajado la cerviz ante Europa negando la mayor y, para más i.n.r.i., aplaude a su líder porque ha sido capaz de “incumplir sus promesas electorales”. Eso, para este gobierno es “valentía”. Si hubieran estado en la oposición, lo hubiera definido como todo lo contrario. El color del cristal con que se mira es lo que tiene.


No sé ustedes pero yo estoy hasta el gorro de que echen la culpa a los que estuvieron antes que ellos porque por esa regla de tres, todos los ejecutivos habrían encontrado las mismas excusas para cagarla de continuo. Que aquellos lo hicieron mal, cierto, absolutamente cierto. Que estos lo están haciendo peor, real como la vida misma. ¿De dónde, si no, viene la burbuja inmobiliaria que ha acentuado la crisis española si no es del gobierno de Aznar? Cada vez que mi sobrina pequeña pone en pie una de sus trastadas, y van... (¿se acuerdan de la niña de “Monstruos S.A..?), alega que su hermano mayor también la fastidia. No estamos para excusas baratas de colegiales de párvulos. Al menos yo, como ciudadana decente y esforzada, espero de mi gobierno menos excusas y más capacidad de autogobernarse. Y si no, la próxima vez que me expliquen clarito que no voto en España si no en Bruselas, que a lo mejor razono de otra manera.


Vale ya de mirar hacia atrás, de señalar con el dedo a los débiles para hundirles la vida, de acojonar al ciudadano y amenazarle con que viene el lobo. Se está preparando una revolución, para lo bueno y para lo malo. Lo que habla, y en términos lamentables, de la casta política que nos gastamos en esta Iberia dolida que tardó 40 años en recuperar sus derechos más inalienables. Algo huele a podrido, no ya al sur de Dinamarca, sino a la verita baja de Francia. O sea, aquí.


María Díaz
Periodista
www.mariadiaz.eu

 

 

 

Puedes seguir a Portalparados en FacebookTwitter Google +Linkedin

twitter
COMPARTIR
Para poder participar en portalparados debes estar registrado

Regístrate aquí si eres un nuevo usuario, o accede aquí si ya eres usuario registrado.
Buscador:
Buscar
Buscador de empleo
Copyright 2008        •         www.portalparados.es        •         Todos los Derechos Reservados        • Aviso LegalUso de CoookiesContacto