www.portalparados.es beta

Nº Parados 24/07/2017

SEPE
3362811
EPA
4255000

Nº Parados 24/07/2017

SEPE
3362811
EPA
4255000
cursosbanner

En medio de este difícil escenario, ¿qué sucede con los grupos más desfavorecidos como las personas con discapacidad, los mayores de 45 años o las mujeres con responsabilidades familiares no compartidas y/o víctimas de la violencia de género? Todos ellos se enfrentan a un doble desafío: convencer a las empresas de que son igualmente válidos y encontrar un puesto de trabajo, que hoy en día es difícil para todos.  

Según la nota de prensa de la Fundación Adecco que como sus compañeros de la ETT no han enviado a nuestra redacción, en pleno siglo XXI, siguen existiendo prejuicios y estereotipos asociados a estos grupos, lo que les sitúa en inferioridad de condiciones a la hora de competir en el mercado laboral. Sin embargo, todas estas personas cuentan con cualidades inherentes que pueden resultar de gran utilidad para desempeñar con éxito determinados puestos de trabajo: motivación, afán de superación, fidelidad, orientación a resultados, etc.



La Fundación Adecco ha elaborado el segundo estudio Empleo y colectivos desfavorecidos, cuyo objetivo es descubrir a las empresas las potencialidades de estas personas y ser la linterna que les ilumine en su búsqueda de trabajo.

Dada la pluralidad de circunstancias y perfiles, este estudio no pretende sentar cátedra, ni ser extensible a la totalidad de situaciones, sino realizar una aproximación a las opciones laborales más adecuadas para estos grupos.

Quedan descartados los perfiles más cualificados, ya que el presente informe se dirige a las personas que lo tienen más difícil en todos los sentidos.

Mayores de 45: empleos que transforman la edad en ventaja


En este apartado, nos centraremos en mayores de 45 años que se incorporan al mercado laboral tras importantes periodos de inactividad o tras haber estado mucho tiempo en la misma empresa. Dentro del primer grupo, nos encontramos principalmente con mujeres con estudios elementales, que estaban fuera del mercado laboral, pero que se han visto obligadas a incorporarse a él para ayudar en una economía doméstica resentida. En cuanto a los segundos, son en su mayoría hombres que han estado mucho tiempo en la misma empresa, frecuentemente dentro del sector industrial, y a los que les suele costar mucho adaptarse a los cambios.

El gran valor añadido de los mayores es la experiencia, pero necesitan actualizar sus conocimientos y recibir formación en las áreas que más demanda el mercado laboral. Es por ello que la Fundación Adecco recomienda el reciclaje profesional, con el objetivo último de equiparar a los mayores de 45 años con aquellos más jóvenes en materia de formación, y de esta forma conseguir que la mayor experiencia de los primeros se convierta en un valor añadido. Por otra parte, la responsabilidad, seriedad, control emocional y madurez, son cualidades que las empresas deben aprovechar para contar con los mejores profesionales.

Algunos de los perfiles más aconsejables son los siguientes:
• Operador/a de venta telefónica o de atención al cliente. Los mayores de 45 años son candidatos muy válidos para ocupar estos puestos de trabajo en auge. A menudo son sensatos y asertivos y los clientes tienden a confiar más en ellos.
• Promotor/a (de alimentos, electrodomésticos…) Actualmente, este perfil se está demandando bastante, pues tras periodos de crisis en los que las empresas se han mostrado prudentes en el lanzamiento de nuevos productos, se buscan promotores que den a conocer sus mercancías y consigan su adquisición por parte de los consumidores. En muchos centros comerciales, el perfil que se busca es el de una persona mayor de 45 años, sobre todo mujeres, pues suelen estar familiarizadas con las tareas domésticas y ello inspira una mayor confianza a los futuros compradores.
• Encuestador/a. Es un puesto que está adquiriendo una importante demanda, debido al interés de las empresas e instituciones por conocer la opinión de la sociedad sobre ciertos productos o servicios. Sus funciones consisten en realizar encuestas telefónicas o presenciales, registrando posteriormente las respuestas en papel o en soporte informático. En una sociedad en la que los ciudadanos se muestran reticentes a participar en sondeos de opinión telefónicos, y no suelen atender a las personas que llaman a la puerta de su casa, los mayores de 45 se convierten en una alternativa muy rentable, habida cuenta de la confianza y seguridad que transmiten.
• Mozo/a preparador de pedidos. Es una opción laboral adecuada, pues no requiere una elevada formación y resulta fácil de aprender para muchos mayores de 45 años, sobre todo si tienen experiencia en el sector industrial.
• Técnico/a de mantenimiento. Actualmente, existen muchas ofertas de empleo para este puesto, debido a que las empresas han reducido considerablemente sus gastos en renovación de maquinaria y realización de obras en sus instalaciones. Sus funciones son muy amplias y permiten a los mayores de 45, con experiencia en estas áreas, poner en valor sus conocimientos: labores de electricidad, climatización del edificio o reparación de maquinaria, son algunas de éstas.
• Oficios. Su demanda es constante al margen de la desfavorable situación económica, más en un momento en el que el consumidor no puede permitirse renovar sus electrodomésticos, automóviles y demás bienes. Si el demandante de empleo tiene experiencia como mecánico/a, electricista, albañil o carpintero/a – circunstancia bastante frecuente entre muchos mayores- puede optar por actualizar sus 6conocimientos para aprender a manejar las nuevas herramientas, y apostar por los oficios tradicionales como opción para abandonar las listas del INEM.
• Monitor/a de transporte escolar. Sus funciones son, entre otras, la recogida de alumnos en las paradas correspondientes, la supervisión y control durante el trayecto y la posterior entrega en los centros escolares. En general, son muy valorables cualidades como la responsabilidad y la seriedad, todas ellas muy presentes en los mayores de 45 años. Este perfil cuenta con una importante demanda en zonas como Andalucía.

Mujeres con cargas familiares: empleos que permitan conciliar


A menudo, a la Fundación Adecco acuden mujeres con responsabilidades familiares no compartidas y que carecen de formación. Si a esta situación desfavorable añadimos que apenas cuentan con experiencia y que necesitan horarios flexibles para compatibilizar con sus cargas familiares, el abanico de salidas profesionales se reduce considerablemente.

Sin embargo, el entorno actual está abriendo nuevas posibilidades para las mujeres que se hallan en esta situación. Nuestra sociedad está asistiendo a un nuevo modelo familiar que viene marcado por la incorporación de la mujer al trabajo y el creciente envejecimiento de la población española. Tal circunstancia está incrementando el número de personas dependientes – sobre todo niños y ancianos- que carecen de un familiar que pueda responsabilizarse de ellos. De la necesidad que muchas familias tienen de acudir a “proveedores externos” para cuidar de los suyos, están surgiendo numerosos puestos de trabajo a los que puede optar cualquier mujer, si bien en muchos casos se exige un Curso de Ayuda a Domicilio. Además, todos ellos son compatibles con sus responsabilidades familiares, debido a la flexibilidad de sus horarios.

– Atención a las personas dependientes. Consiste en atender las necesidades de aquellos que no pueden valerse por sí mismos, tales como ancianos, niños o personas con discapacidad. Este oficio comprende funciones muy variadas en función de las características del dependiente: desde la administración de medicación oral a los ancianos hasta el traslado de los niños a la escuela. Las mujeres resultan ser las mejores candidatas para desempeñar estos puestos, dado que suelen contar con experiencia en el cuidado de pequeños y mayores e inspiran una mayor confianza en los familiares que van a contratarlas.
– Cuidadoras de comedor escolar. Cada vez nos encontramos con más familias en las que ambos progenitores trabajan fuera de casa. Es por ello que los colegios están ofertando servicios que permiten a los padres dejar a sus hijos en sus centros escolares mientras ellos trabajan. En este contexto, los comedores de escuela están viendo crecer el número de alumnos de manera vertiginosa. Ello ha ocasionado la necesidad de crear varios turnos de comida, pero también de contratar a más personas que puedan vigilar y asegurar el cumplimiento de las normas, así como velar por la correcta alimentación de los niños fuera de casa.
– Promotora grandes superficies. Actualmente, este perfil se está demandando bastante, pues tras periodos de crisis en los que las empresas se han mostrado prudentes en el lanzamiento de nuevos productos, se buscan promotores que den a conocer sus mercancías y consigan su adquisición por parte de los consumidores. En muchos centros comerciales, el perfil que se busca es el de una mujer, pues suelen estar familiarizadas con las tareas domésticas y ello inspira una mayor confianza a los futuros compradores.

Además, podemos destacar otros empleos que ofrecen flexibilidad horaria y que no exigen elevada formación. Es el caso de algunos ya mencionados como operaria de limpieza o encuestadora

Empleos con futuro para personas con discapacidad


Tener limitadas ciertas capacidades no implica carecer de la concentración y las habilidades necesarias para ocupar un puesto de trabajo. Muy al contrario, las personas con discapacidad ven reforzados valores como la motivación, el afán de superación o la responsabilidad. Por
este motivo, la Fundación Adecco apuesta por ellos como fuerza laboral y trabaja porque no se sientan excluidos de un activo tan vital como empleo.

¿Y qué puestos de trabajo son más adecuados para ellos? Existen tantas discapacidades, que resulta imposible establecer unos criterios comunes para todas ellas. Sin embargo, podemos clasificarlas en cinco grandes grupos: intelectual, física, sensorial, psíquica y orgánica,
dentro de los que expondremos unas opciones laborales determinadas.

Discapacidad intelectual: más metódicos que nadie
Las personas con discapacidad intelectual cuentan con dos cualidades muy valoradas por las empresas: son metódicas y constantes. Lejos de lo que pudiera parecer, la posibilidad de fallo en el trabajo es mínima, porque cuando adquieren una rutina, la interiorizan por completo y no se les escapa ni una: no hay lugar a la dejadez o a la falta de atención.

En este sentido, podemos destacar varios empleos en los que encajan de forma muy positiva, pues apenas necesitan apoyo una vez los aprenden. Además, todos ellos siguen generando trabajo a pesar de la crisis económica:

– Ordenanza. Se encarga, entre otras cuestiones, de gestionar el correo diario, repartir la valija interna, acudir a organismos públicos y realizar diferentes tareas administrativas. Es un perfil que sólo requiere una mínima formación en lenguaje y cálculo. Además, su demanda es constante independientemente de la situación del mercado laboral, pues realizan funciones esenciales para su departamento o empresa.
– Operario/a de limpieza. Se encarga de la limpieza y el mantenimiento de inmuebles. Es un trabajo que no requiere formación y cuyas funciones son rutinarias, repetitivas y sencillas. Es un puesto que siempre es demandado, pues sus funciones son necesarias independientemente de la crisis. Una persona con discapacidad intelectual puede resultar más eficaz en este puesto que otros trabajadores. Según Delia Salinero, consultora de la Fundación Adecco: “Si a un trabajador con discapacidad le dices que debe pasar un trapo tres veces por la mesa todos los días, lo hará matemáticamente y sin dudar”.
– Reponedor/a. Sus funciones básicas son reponer el género de las estanterías y mantener ordenado el almacén. Estas tareas son rápidas de interiorizar y motivan a los trabajadores con discapacidad intelectual, ya que advierten que su trabajo es de gran importancia para el buen funcionamiento de la empresa.
– Jardinero, mantenimiento de espacios naturales. La lucha ambiental y la protección de nuestro ecosistema son cuestiones en auge en la actualidad, habida cuenta de la creciente toma de conciencia por parte de los ciudadanos. Asimismo, está demostrado que la interacción de las personas con discapacidad intelectual con el medio ambiente, resulta muy positiva para su desarrollo personal y bienestar emocional. De modo que, naturaleza y discapacidad funcionan como un tándem perfecto. Si bien este nicho de empleo no genera demasiados puestos de trabajo, sí cobra un especial sentido en zonas como Andalucía o Canarias, donde habitualmente se generan empleos relacionados con la gestión del agua y la protección y el mantenimiento de zonas naturales. Además, en determinados territorios de España, y a nivel estacional, las campañas de recogida hortofrutícola y la vendimia, crean puestos de trabajo temporales.

Discapacidad física: empleos que eviten sobreesfuerzos
A diferencia del grupo anterior, las deficiencias físicas se convierten en la única barrera que encuentran estas personas para acceder a un empleo, ya que su discapacidad no afecta a nivel cognitivo. El gran valor añadido de estas personas reside en su capacidad de comunicación, pues sus limitaciones físicas les obligan a reinventarse y desarrollar sus habilidades comunicativas día a día.

A grandes rasgos, podemos afirmar que las personas con discapacidad física comparten una característica: no pueden levantar pesos ni realizar sobreesfuerzos, lo que las limita a trabajos sedentarios y de oficina, en muchos casos con algunas adaptaciones. Aunque resulta difícil generalizar, podemos citar ciertas profesiones que están resultando ser accesibles para las personas con este tipo de discapacidad:

– Gestor/a de cobros. La crisis ha acentuado la morosidad y estos profesionales son los encargados de garantizar el cobro de impagos. Por otra parte, estamos asistiendo a un importante cambio en la figura del gestor de cobros. El buen negociador ya no se caracteriza por su capacidad de coacción, sino que adopta un estilo asertivo y de comprensión con la persona deudora. En este contexto, las empresas deben descubrir las ventajas de las personas con discapacidad, pues contribuyen a derribar el estereotipo de trabajador agresivo.
– Administrativo/a. Se encargan de las funciones esenciales de su departamento: documentación, gestión de nóminas, contabilidad, atención telefónica, etc. Para este perfil, son aptitudes muy valoradas el trabajo en equipo, la motivación y la capacidad de comunicación, todas ellas muy presentes en las personas con discapacidad física.. Es un trabajo demandado a pesar de la crisis: ante el aumento de la morosidad, se requieren profesionales que realicen el control de facturas, albaranes y pedidos.
– Teleoperador/a u operador/a de venta telefónica. El sector del telemárketing continúa en crecimiento, ya que la utilización de servicios de call center reduce costes a las empresas y permite una mayor cercanía con el cliente en un momento en que su fidelización es esencial para que las ventas no decaigan. Las compañías están comenzando a ser conscientes del valor añadido que las personas con discapacidad aportan a su plantilla, pues crean un buen clima laboral, y más humano, en medio de una profesión que se caracteriza por elevados índices de rotación e insatisfacción.

Discapacidad sensorial: un alto poder de concentración
La discapacidad sensorial conlleva principalmente deficiencias visuales o auditivas y dificulta la comunicación y el lenguaje de quienes la padecen. Por este motivo, y salvando excepciones, suelen descartarse los trabajos que requieran la atención al público personal o telefónica.

Aunque su inserción no es sencilla, especialmente en afectaciones severas, se están desarrollando adaptaciones que les permiten realizar muchos trabajos en condiciones normalizadas. Independientemente de que no cuenten con una elevada formación, se ha demostrado que pueden alcanzar altos niveles de concentración y que la tenacidad es una de sus mejores cualidades.

• Discapacidad visual
Cuando la ceguera es parcial, las personas con problemas de visión tienen posibilidades de integrarse en empresas de telemárketing. Muchas de ellas, están incorporando adaptaciones a sus programas de ordenador: magnificadores de pantalla, lupas aumentativas, conversor de textos en braille, etc, que las permiten desarrollar eficazmente el trabajo en condiciones normalizadas. En estos casos, y al igual que en otras discapacidades, son empleos adecuados el de administrativo, teleoperador o gestor de cobros.

Cuando la ceguera es muy acusada o total, resulta difícil lograr una integración laboral efectiva.

Sin embargo, en los últimos años se está abriendo una nueva posibilidad para estas personas: la radio, el único medio al que las personas ciegas no tienen que adaptarse. Son muchas las emisoras que manifiestan su fascinación por los locutores invidentes, pues su imaginación es superior a la del resto de las personas y son capaces de transmitir con gran fuerza sus emociones.

• Discapacidad auditiva
Las personas con este tipo de discapacidad tienen más posibilidades de desempeñar un puesto de trabajo de manera exitosa. Suelen caracterizarse por ser rápidos en sus tareas y poco conflictivos.

Una opción muy recomendable es la de grabador de datos, pues tras un curso de mecanografía pueden alcanzar altos niveles de productividad, gracias a su capacidad de concentración.

Además, destacan otras como la de operario/a de limpieza –sobre todo en oficinas-, peón/a de producción o jardinero/a (mantenimiento y conservación de zonas ajardinadas), pues no requieren comunicación continua y no hay peligros derivados de su falta de audición.

Discapacidad orgánica y psíquica: empleos sin estrés
La discapacidad orgánica, también conocida como “invisible”, es aquella que afecta a los órganos internos, por lo que resulta imperceptible ante los ojos de los demás. Por su parte, la discapacidad psíquica afecta a la estabilidad emocional de aquellos que la padecen, pero puede controlarse si se trata adecuadamente, hasta el punto de pasar totalmente inadvertida.

Por todo ello, ambos colectivos tienen capacidades para desempeñar cualquier tipo de trabajo y en cualquier sector. Sin embargo, desde la Fundación Adecco se recomiendan empleos poco estresantes y cuyo ritmo no sea muy elevado, pues ayudan a mantener el equilibrio físico y emocional. En general, sobre todo en el caso de la discapacidad psíquica, los trabajos de atención al cliente son poco aconsejables.

Las perspectivas de empleo variarán en función de la formación, pero de modo genérico, enunciaremos varias profesiones que están capeando bien la crisis y en las que estas personas pueden encajar a la perfección:

– Manipulador/a de alimentos (en cadenas de producción, líneas de envasado, etc). El sector alimentación está sobrellevando bien el trance económico, especialmente en lo que se requiere a las marcas blancas, ya que éstas se convierten en la mejor opción para las familias que quieren reducir el gasto de la cesta de la compra. Este perfil es especialmente aconsejable para personas con discapacidad psíquica, pues favorece su capacidad de planificación y organización.
– Mozo/a preparador de pedidos. La actividad de las plataformas de logística y transporte, y de los entornos industriales en general – sobre todo en regiones como el País Vasco- sigue generando una importante demanda de profesionales. El repunte es mayor en determinadas fechas, como los meses previos a navidad, debido al aumento de la producción. Sus funciones son sencillas: identificar mercancías, proceder a su etiquetado y realizar la gestión de albaranes.
– Grabador/a de datos. Es un trabajo repetitivo, donde apenas existen imprevistos y que requiere un corto periodo de adaptación. Por tanto, es adecuado al ritmo de aquellas personas con una salud física o psíquica delicada.

 

 

Puedes seguir a Portalparados en Facebook, Twitter y Linkedin.



Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Comentarios
  1. User Avatar
    Olga Lucía González Ceballos
    19/09/2016 a las 03:04 Responder

    soy madre cabeza de familia y estoy discapacitada por un accidente de transito necesito con urgencia trabajo desde mi casa gracias

  2. User Avatar
    María
    15/10/2016 a las 01:34 Responder

    Hola soy María estoy muy interesada en trabajar con ustedes tengo minusvalía el 46:tengo ganas de trabajar y necesidad por favor contactar con migo Atte:María

  3. User Avatar
    Valdilea Maciel Da silva
    21/10/2016 a las 15:44 Responder

    Hola soy valdilea estoy interesada en trabajar, tengo minusvalía 40% por favor contactar comigo
    Gracias.

  4. User Avatar
    Montse Rosell
    10/11/2016 a las 08:17 Responder

    Soy montse y tengo 55años necesito trabajar y con mi edad no me quieren en ningun sitio tengo una minusvalia del 36 por ciento creo que todavia puedo hacer mucho.

  5. User Avatar
    Fina
    17/11/2016 a las 21:10 Responder

    51 años. 65 por ciento de minusvalia. Mujer. Necesitaria saber empleos k tuvieran salida.incapacidad psiquica.
    Tambien como formarme para acceder a ellos. Titulo auxiliar admin. Y auxiliar enfermeria.

  6. User Avatar
    Joaquín
    16/02/2017 a las 23:59 Responder

    37 año discapacidad 40 soy administrativo.

  7. User Avatar
    CALVET, GUSTAVO ERNESTO
    17/02/2017 a las 14:57 Responder

    LLeve mi c.v. y nunca decibi nada tengo 55 años sufri un acv hace tres años,me estuve preparando como tecnico de laboratorio de odontologia,pero necesito trabajar para poder terminar.
    Soy tecnico mecanico especializado en hidraulica trabaje el dos multinacionales y en talleres chicos,llevo mucho tiempo sin trabajar.

  8. User Avatar
    alan duhart n
    20/02/2017 a las 16:57 Responder

    quiero trabajar en casa en el computador. atencion telefonica,cobrador. tengo parkimson, estoy lucido,buen vocavulario,capacidad intelectualp para procesar información.
    gracias
    ———–

  9. User Avatar
    jessica fernanda obando
    01/03/2017 a las 22:40 Responder

    hola quiero trabaja me ayuda por favor yo hablar escuchar bien muy feiz yo quiero trabajar

  10. User Avatar
    Juan Sanchez Bernabe
    13/03/2017 a las 12:15 Responder

    Hola buenos días soy carpintero y tengo una discapacidades por accidente hace años tengo dos hijos y. Una pención no contributiva soy oficial del primera pero no hay manera de encontrar trabajo estaríamos yo y mi familia a poder trasladarnos donde me dieran trabajo mi gmail es juancarpintero10050@gmail.con gracias tengo 52 años mi mujer 45 mi hija 16 y mi hijo 3años gracias

  11. User Avatar
    Juan Sanchez Bernabe
    13/03/2017 a las 12:20 Responder

    Dispuestos a trasladarnos donde me den trabajo gracias

  12. User Avatar
    vicenta fajardo
    20/03/2017 a las 20:19 Responder

    Hola soy madre de dos hijos minusvalida y necesito un trabajo para poder segir adelante.
    Un saludo

  13. User Avatar
    Francisca Fuentes Rodríguez
    22/03/2017 a las 12:11 Responder

    Hola quisiera trabajar tengo una minusvalía de un 42 % hipoacusia y quisiera formarme en algún curso de auxiliar administrativo.Soy de Cádiz.

  14. User Avatar
    Esther
    04/04/2017 a las 15:35 Responder

    Hola soy madre divorciada con 2 niños discapacitados uno con el 33%y el otro 55% .Soy de Alicante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner